Tartar de salmón con aguacate y tomate

Tartar de salmón con aguacate y tomate

Esta receta es una adaptación del tartar de salmón y aguacate del xef Pep Nogué, pero con alguna variación. Por ejemplo, he quitado las alcaparras (lo siento, no puedo con vosotras) y he añadido los tomates escaldados (a mi parece que quedan genial en la receta). También he usado cebolla tierna ya que no siempre hay oportunidad de comprar escalonias.

Es una receta fantástica, además de que queda muy bien presentada, está buenísima, ya que queda muy melosa al paladar y es un plato fresco y ligero.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gramos de salmón fresco (previamente congelado durante una semana y descongelado para evitar anisakis)
  • 200 gramos de salmón ahumado
  • 2 tomates gazpacheros
  • 4 aguacates maduros
  • 60 gramos de pepinillos
  • 1/2 cebolla tierna

Para el aliño

  • 200 gramos de aceite de oliva
  • 1 limón (en zumo, 60 gramos)
  • 2 cucharaditas de salsa Perrins
  • 2 cucharaditas de tabasco verde
  • 2 cucharaditas de mostaza antigua
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • Sal
  • Pimienta

Para acompañar (opcional, aunque acompaña muy bien)

  • Ensalada de brotes tiernos
  • Manzana verde

Primero de todo calentamos agua para escaldar los tomates y poder pelarlos.

Mientras cortamos el salmón fresco en dados, retirando la piel. Cortamos el salmón ahumado en trocitos. Cortamos en trocitos pequeños los pepinillos, la cebolleta, y los aguacates. Cortamos en dados los tomates ya pelados. Mezclamos todo.

Preparamos la vinagreta, mezclando todos los ingredientes muy bien. Comprobamos el punto de sal y pimienta.

Lavamos la ensalada de brotes y añadimos una manzana pelada y cortada en trocitos.

Para presentar el plato es ideal usar un aro para poder colocar el tartar en círculo. Después añadimos la ensalada al lado con los trocitos de manzana. Por último añdimos unas cucharadas de la vinagreta por encima.

Os aseguro que será un plato que repetiréis y que quedaréis como reyes con vuestros invitados.

Ensalada tibia de mollejas de pato con vinagreta de miel y mostaza

Ensalada tibia de mollejas de pato con vinagreta de miel y mostaza

La ensalada de gésiers (molletas de pato confitadas), es una rica ensalada tibia, que conocí visitando la región de Occitania (ahora región de occitania-Pirineos-Mediterraneo) en Francia, ya que es un plato tradicional de su rica gastronomía.

Las mollejas son parte del tubo digestivo, que se encarga de triturar el grano, por eso se trata de un músculo fuerte y sabroso. Lo tienen patos, pollos y gallinas. Se consideran casquería, supongo que muchos estos ya os echará para atrás (cosa que no entiendo su coméis carne de otro tipo) pero os animaría a probarlas porque están deliciosas.

Como curiosidad, en Catalunya las mollejas se llaman “pedrer” y mi madre que es castellano parlante cuando era pequeña nos ponía en la sopa y lo llamaba así, porque ella aprendió a comprar aquí. A mi me encantaba el pedrer, ñam.

Si hacéis algún viaje al sur de Francia no dudéis en probarla además allí podéis comprar latas para traer en las tiendas de productos autóctonos y en diferentes supermercados. Aquí los encontraréis en algunas tiendas gourmet, en la zona de productos importados de grandes superficies.

Ingredientes:

  • Ensalada de brotes verdes variados
  • Media cebolla
  • 1 lata de mollejas confitadas
  • Tomates cherry
  • Piñones o nueces (o los dos)
  • Tostones de pan

Para la vinagreta:

  • 1 cucharada de mostaza
  • 2 cucharadas de la grasa de la conserva
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 50 ml de agua
  • 1 cucharada de miel

Primero de todo ponemos en remojo la ensalada y los tomates cherry.

Cortamos la cebolla finita y la pochamos con un poco de aceite de oliva. En otra sartén calentamos las mollejas y reservamos dos cucharadas de la grasa caliente. Añadimos las mollejas (sin grasa) a la cebolla y mantenemos caliente. Tostamos los piñones.

En un bol mezclamos todos los ingredientes de la vinagreta.

Ya podemos montar la ensalada: colocamos las hojas verdes y los tomates cherry, añadimos las mollejas con la cebolla de forma repartida, los piñones, los tostones y por último la vinagreta por encima.  Deliciosa.

Bon appétit

Ensalada alemana de patata – kartoffelsalat

Ensalada alemana de patata – kartoffelsalat

La Kartoffelsalat es un plato habitual de la gastronomía alemana y también austriaca, que se compone fundamentalmente de patatas y salchicha tipo Frankfurt, aunque puede variar sus ingredientes dependiendo de la zona (sin mayonesa, sin cebolla, con huevo…)

Ingredientes para 4 personas:

  • 600 g de patatas (he usado tipo kennebec)
  • 3 salchichas tipo Frankfurt
  • 1 cebolla tierna
  • 6 pepinillos en vinagre
  • 1 cucharada de alcaparras (soy incapaz de comérmelas enteras pero añaden un puntito de sabor bueno)
  • 5 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 1 chorrito de nata o leche desnatada (según la cantidad de grasas que queramos añadir, vale… ya se que es un plató calórico, pero si reducimos un poco, está bien no?)
  • cebollino

Cocemos las patata en abundante agua con sal, aproximadamente 45 minutos. Mientras se cuecen cortamos a trocitos la cebolla, los pepinillos, las salchichas y los colocamos en un bol. Añadimos las alcaparras. Reservamos.

También vamos preparando la salsa. Para ello mezclamos la mayonesa, la mostaza de Dijon y la leche. Mezclamos bien y rectificamos de pimienta y sal.

Cuando las patatas estén ya cocidas, las envolvemos en papel de plata y las dejamos allí reposar unos 30 minutos o hasta que seamos capaces de pelarlas sin quemarnos.

Cortamos las patatas en dados medianos, las mezclamos con la cebolla, pepinillos, salchichas y alcaparras que teníamos reservados. Añadimos por encima la salsa y mezclamos con cuidado para que no se rompan las patatas. Por último añadimos el cebollino picado por encima. Rectificamos de nuevo sal y pimienta en el caso que sea necesario según nuestro gusto.

Os recomiendo comerla con una buena cerveza alemana ya que pese a la sencillez del plato os va a saber a gloria.

Ensalada China

Ensalada China

 

¿Quien no se ha pedido una ensalada china en un Restaurante chino? Pues ya habréis visto que la ensalada en si no tiene nada especial, pero el aliño me tenía bastante sorprendida, una salsa de un color blanquecino con sabor agridulce. Me puse a buscar y ya tenemos la receta de esta famosa salsa, además mucho más fácil de lo que esperaba, pero os tengo que dar una mala noticia,  no es nada light bajo ese aspecto inofensivo.

Como curiosidad tiene un ingrediente que es el agar-agar, que son las tiritas transparentes que podéis observar en la foto, y  este producto es un alga que se usa en hebras para las ensaladas y podemos encontrarlo también en polvo y se usa como gelificante. ¡Toma ya! ya sabéis otra cosa. Yo lo encontré en una tienda de dietética y herboristería. Es un ingrediente insípido pero que hace la función de absorber el agua que queda en la ensalada y siga fresca y crujiente.

Y ahora ya os explico la receta empezando por los ingredientes:

  • Lechuga tipo iceberg
  • Zanahoria natural rallada
  • Jamón dulce cortado en tiritas
  • Agar-agar

Las cantidades vosotros mismos según las personas que vayáis a ser en la mesa,  pero el aliño o salsa blanca que os explico a continuación son para unas cuatro personas.

  • 50 grms de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 50 ml de vinagre de arroz

Se puede hacer también con vinagre de manzana pero en este caso poner menos cantidad y añadir un poquito de agua.

Primero de todo hidrataremos el agar-agar con agua y luego escurriremos. Cortaremos la lechuga, rallaremos la zanahoria (sobretodo lavar antes y escurrir) y cortaremos el jamón dulce en tiritas.

Para la salsa blanca  ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora: azúcar, sal, aceite de girasol y el vinagre de arroz (en este caso que sea de girasol sino nos quedará muy fuerte). Batir durante 3-4 minutos hasta que emulsione bien y coja el color blanco  típico de la salsa.

Dejar reposar mínimo 10 minutos antes de utilizar.

 

 

Pastel de marisco con pan de molde

Pastel de marisco con pan de molde

 

El pastel de verano con pan de molde que tenéis en nuestra web tuvo mucho éxito por lo que aquí  os dejo otra versión igual de fácil pero de marisco.

Ingredientes para 6 personas:

  • Pan de molde sin corteza
  • 6 huevos cocidos
  • 350 grms. de langostino salado cocido
  • 10 barritas de palitos de cangrejo o surimi
  • Mayonesa

Primero de todo prepararemos el relleno del pastel, en un bol pondremos rallados los huevos cocidos menos la yema de dos, picaremos también los palitos de cangrejo y los langostinos cocidos y pelados,(dejar unos cuantos sin picar para decorar) si tenéis el accesorio picador de la batidora os irá fantástico sino un poquito de paciencia para hacerlo manual, eso sí sin pasaros y no quedé como un puré, tiene que notarse granulado y luego añadir mayonesa al gusto y mezclar todo.

Usar un recipiente de forma rectangular y poner en el fondo papel de film que luego nos ayudará a desmoldar cuando le demos la vuelta. Cogeremos el pan de molde sin corteza, yo igualmente he usado como la otra vez el Enrollados de la marca Bimbo de 350 grms, colocaremos una capa, después rellenar y extender de forma uniforme, y volvemos a colocar otra capa de pan de molde y así repetiremos hasta que acabemos el relleno y las capas de pan de molde. Enfriar en la nevera antes de desmoldar, después acabaremos de decorar con una fina capa de mayonesa, la yema rallada y los langostinos cocidos que hemos reservado.

¡Ya tenemos nuestro pastel de marisco para seguir disfrutando del verano!