Crema de leche, cacao, avellanas y azúcar

Crema de leche, cacao, avellanas y azúcar

Ya sabéis de otros artículos que intento usar en casa productos caseros que son mucho más naturales y que no tengan tantos conservantes, colorantes ni aceites de palma. Así las palomitas las hacemos como antes en una olla, o las pastillas de caldo totalmente natural. Hoy os hablo de la crema de leche, cacao, avellanas y azúcar, seguro que os ha salido rápidamente la música comercial, todo un clásico de la publicidad y os habéis acordado de su competencia italiana, a que sí?

Pues es realmente fácil de hacer, con esta receta os saldrán dos botes de medio kilo, podéis congelar uno o regalarlo a vuestra hermana, vuestra madre, o vuestra jefa (o hermano, padre o jefe 😉 ). Se conserva en la nevera ya que no lleva ningún conservante.

Ingredientes para 2 botes de 500 g:

  • 100 g de avellanas tostadas y peladas
  • 150 g de azúcar glas (el normal también queda triturado, pero uso este directamente)
  • 100 g de chocolate fondant
  • 100 g chocolate con leche
  • 100 g chocolate blanco
  • 200 ml de leche entera (aunque la receta es con leche entera yo siempre uso desnatada)
  • 150 g de aceite de girasol

Triturar las avellanas con el azúcar glas, 15 segundos, velocidad 10.
Añadir los chocolates y triturar 20 segundos, velocidad 9.
Agregar la leche y el aceite y programar 7 minutos, 50 grados, velocidad 4.

Una vez hecho verter en dos botes de cristal de 500 gramos y dejar enfriar. Conservar como os he explicado arriba.

Layercake con bizcocho de cuadrados de 3 colores

Layercake con bizcocho de cuadrados de 3 colores

Ya había avanzado, que tengo molde pastelero nuevo, gracias al amigo/a invisible de la oficina de las pasadas fiestas navideñas. Se trata en realidad de tres moldes de layercake, que llevan un aro separador de la marca Wilton. Con este molde se pueden hacer cuadrados de colores y permite dos opciones, la versión dos colores y la versión en tres colores.
Así que para estrenarlo y dar las gracias hice una tarta para una de las reuniones de áreas que hacemos en la oficina. Escogí la versión en tres colores para probar con la opción más colorida.
Primero de todo hay que pensar los colores, y en mi caso fue fácil, los colores del semáforo usados eternamente para explicar el trabajo hecho, el trabajo en curso y el trabajo pendiente.
Una vez tengamos la masa del bizcocho preparado (pensar que son 3 moldes a rellenar y mejor que sobre que no que falte, ya que si sobra siempre puedes hacer uno extra y congelarlo) se divide en 3 boles diferentes y se tiñe con los colorantes en gel. Debéis tener en cuenta que el horneado hace perder un poco el color por lo que hay que dejar la masa con el color bastante subido. Recordar que cada vez que añadas colorante hay que usar un palillo nuevo para no contaminar el gel. Después pasamos las masa a 3 mangas pasteleras que nos van ayudar a servir la masa dentro de cada aro.
El molde lleva las instrucciones para hacer los cuadrados tanto en versión dos colores como en versión 3 colores. En el caso de los tres colores que he hecho:

  • Para el primer molde: color 1 en el centro, color 2 en la mitad del aro, color 3 en la parte exterior.
  • Para el segundo molde: Color 3 en el centro, color 1 en la mitad, color 2 en la parte exterior.
  • Para el tercer molde: Color 2 en el centro, color 3 en la mitad, color 1 en la parte exterior.

La dificultad que encontré es que la masa que utilicé es muy esponjosa pero también es un poco líquida por lo que la masa empezó a escurrir por debajo del aro que le tocaba. Así que pedí la gran ayuda de mi hijo mayor para que apriete un poco el aro mientras lo rellenaba con cierta rapidez y así conseguí salir airosa de la situación. Después se saca el aro con cuidado y se hornea.
Comentar que el conjunto lleva 3 moldes pero solo un aro separador, por lo que hay que limpiarlo antes de preparar el siguiente molde para que no se mezclen los colores. Una vez tengamos los 3 bizcochos, si nos han quedado planos ya podemos hacer los pisos, añadiendo un poco de almíbar a cada capa y la crema que hayamos escogido. Si no han quedado planos será necesario igualarlos con la lira. Para que queden planos (ni con cono, ni hundidos, la temperatura del horno será de 180º, pero cada horno es un mundo y no hay nada como practicar para conocerlo).
Por último podemos forrarlo con fondant o glasearlo con crema según la decoración escogida.

TARTA SARA- MONA DE PASCUA

TARTA SARA- MONA DE PASCUA

La tarta Sara es típica en Cataluña y se come tradicionalmente para Semana Santa el Lunes de Pascua, adornada de Mona de Pascua con huevos de chocolate, pollitos y plumas. En Cataluña a este bizcocho genovés se le llama “pa de pessic”.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 125 g de azúcar
  • 125 g de harina
  • 4 huevos
  • 1 sobre levadura (opcional, el genovés no lleva però así puedes aconseguir más volúmen)

Crema de mantequilla:

  • 300 g de mantequilla sin sal
  • 200 g de azúcar
  • 100 g de agua
  • Limón (unas gotas)

Cubierta tarta:

  • 200 g almendra laminada
  • Mermelada albaricoque
  • Guindas rojas
  • Azúcar glasé

Decoración (huevos de chocolate, plumas, pollitos, figuritas..)

 

Empezamos a preparar la crema de mantequilla, ponemos en el fuego una mezcla del agua, azúcar y unas gotas de limón sin remover. Las cantidades las tenéis en los ingredientes.

Por otro lado poner en la batidora la mantequilla pomada a batir para que blanquee. Añadir poco a poco el almíbar que hemos reservado con una temperatura de unos 20º aproximadamente y montar hasta que se integre y coja una textura homogénea.

Para el bizcocho o pa de pessic primero separar las claras de las yemas.

Batir las claras a punto de nieve con el azúcar, después añadir las yemas y remover un poco.

Añadir la harina tamizada junto con la levadura y remover.

Untar con mantequilla el molde elegido, añadir la masa y cocer al horno a 180º durante 25 minutos aproximadamente o hasta que por dentro veamos pinchando con un palillo que no sale húmedo.

Una vez que nuestro bizcocho esté frio cortar por la mitad para rellenar con una capa de mermelada de albaricoque y de crema de mantequilla y después cubrir todo el pastel con crema de mantequilla.

Las almendras laminadas si no están torradas, hacerlo en el horno durante unos minutos, pero con cuidado que se queman fácilmente.

Enganchar la almendra laminada a la crema de mantequilla que recubre el pastel.

Con un colador espolvoreamos azúcar glasé por toda la superficie de la tarta.

Y para acabar de decorar con una manga pastelera hacer unos moñitos de crema de mantequilla y encima le colocamos la guinda.

Y si queremos hacer felices a nuestros niños añadir huevos de chocolate, plumas, pollitos y la figura de su personaje de dibujos favorito.

 

Tarta Guinness

Tarta Guinness

Desde que estuve en Irlanda me quedé prendada con el sabor de la cerveza negra, además pude visitar su fábrica en Dublín de la que os puedo decir que es una visita indispensable de la capital, donde podréis recorrer sus 7 plantas y con la gratificación de unas vistas espectaculares en el mirador en la planta superior y que cuenta con el Gravity Bar para degustar esta cerveza.

Algunos os preguntaréis, pero si a mí no me gusta la cerveza, pero si te gusta el chocolate verás cómo esta tarta Guinness te va a encantar, es una tarta con un bizcocho húmedo con mucho sabor a chocolate y poco a cerveza, pero si le da un toque espectacular. Después le daremos el toque de gracia a esta tarta y acabaremos simulando la espuma blanca de la pinta de cerveza con un frosting que está de muerte y que combina de manera perfecta.

Ingredientes:

  • 250 g. de harina de repostería o harina de trigo normal (sin levadura)
  • 75 g. de cacao puro tipo Valor (sin azúcar)
  • 400 g. de azúcar
  • 3 huevos
  • 250 g. de mantequilla sin sal (si puede ser, Irlandesa de la marca Kerrygold)
  • 150 g. de nata líquida para montar
  • 250 ml. de cerveza negra Guinness
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla (tipo Vahiné)
  • 2 cucharadas y media de postre de bicarbonato sódico

Para el frosting:

  • 250 g. de crema de queso (tipo Philadelphia)
  • 125 g. de azúcar glass
  • 250 g. nata líquida para montar (35,1 % M.G.)

 

Preparación del bizcocho:

Poner en un recipiente a calentar la cerveza negra Guinness sin que llegue a hervir y cuando esté caliente añadir la mantequilla a trozos y remover hasta que se derrita. Reservar.

En un bol mezclamos bien el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato.

En otro bol ponemos los huevos, la nata líquida y el aroma de vainilla y mezclamos con un batidor, seguidamente lo añadimos al recipiente que tenemos reservado de cerveza con la mantequilla y removemos hasta que esté bien mezclado.

Ahora podemos añadir la mezcla seca (cacao, azúcar, harina y bicarbonato) y mezclamos enérgicamente para que nos quede la mezcla uniforme y sin grumitos. Es una mezcla bastante ligera, no os asustéis, todo va bien.

Preparar el molde donde haréis el horneado, untado con mantequilla.

El horno estará previamente precalentado a 180º arriba y abajo (sin aire)

Dejar cocer aproximadamente durante 45-50 minutos a media altura del horno. En caso de que veamos que se seca por la parte de arriba tapar con un papel de aluminio y quitar unos minutos antes de acabar para que se acabe de hacer por arriba.

Dejar el bizcocho unos minutos fuera del horno y desmoldar. Debemos dejar  enfriar completamente para después añadir el frosting que cubrirá nuestra tarta.

Es una tarta muy negra, recordar que lleva chocolate y cerveza negra.

 

Preparación del frosting:

Montar los 250 g. de  nata de 35,1 % materia grasa con unas varillas eléctricas (es importante que tenga este contenido en materia grasa para que nos ayude a montar y si utilizamos un bol que anteriormente haya estado en nevera muy frio mejor que mejor). Cuando empiece a espesar añadir la “mitad” del  azúcar glass y batir hasta que esté totalmente firme.

Por otra parte batir con las varillas eléctricas el queso crema y la otra “mitad” de azúcar hasta que quede una crema suave y bien mezclada, después añadir la nata montada y remover con movimientos envolventes para que no baje el volumen. Reservar en la nevera hasta que acabemos de montar la tarta.

Montaje de la tarta:

Una vez tengamos el bizcocho desmoldado y frio, cortar en dos capas, aplicar el frosting en cada capa y en la parte de arriba simulando la espuma de la pinta de cerveza. Guardar en nevera hasta el momento de consumir.

 

Esta receta es una adaptación de la que tiene publicada  Recetas de rechupete y a su vez de Nigella Lawson

Os aseguro que está buenísima y que vais a repetir.

 

Turrón de nata y nueces

Turrón de nata y nueces

Este turrón es unos de mis preferidos y es que esta receta se hace en un momento y sale espectacular de bueno.

Ingredientes para dos tabletas pequeñas o una grande:

  • 200 gramos de almendra cruda
  • 200 gramos de azúcar glas
  • 200 gramos de nata para montar
  • 100 gramos de nueces

Trituramos las almendras 15 segundos, velocidad progresiva 5-7-10. Reservamos.
Ponemos el azúcar glas y la nata en el vaso y programos 12 minutos, varoma, velocidad 3, sin cubilete.
Mientras troceamos las nueces en 4-5 trozos. Cuando acabe, añadimos la almendra molida y las nueces y programamos 15 segundos, velocidad 3.

Vertemos la mezcla en un molde de turrón (al que habremos colocado un film para poder desmoldar después). Ponemos un film encima y apretamos con el cubilete para que no queden ni aire ni huecos. Dejamos reposar un día, desmoldamos y envolvemos en film. Se conserva en la nevera hasta 15 días.