Ensalada alemana de patata – kartoffelsalat

Ensalada alemana de patata – kartoffelsalat

La Kartoffelsalat es un plato habitual de la gastronomía alemana y también austriaca, que se compone fundamentalmente de patatas y salchicha tipo Frankfurt, aunque puede variar sus ingredientes dependiendo de la zona (sin mayonesa, sin cebolla, con huevo…)

Ingredientes para 4 personas:

  • 600 g de patatas (he usado tipo kennebec)
  • 3 salchichas tipo Frankfurt
  • 1 cebolla tierna
  • 6 pepinillos en vinagre
  • 1 cucharada de alcaparras (soy incapaz de comérmelas enteras pero añaden un puntito de sabor bueno)
  • 5 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 1 chorrito de nata o leche desnatada (según la cantidad de grasas que queramos añadir, vale… ya se que es un plató calórico, pero si reducimos un poco, está bien no?)
  • cebollino

Cocemos las patata en abundante agua con sal, aproximadamente 45 minutos. Mientras se cuecen cortamos a trocitos la cebolla, los pepinillos, las salchichas y los colocamos en un bol. Añadimos las alcaparras. Reservamos.

También vamos preparando la salsa. Para ello mezclamos la mayonesa, la mostaza de Dijon y la leche. Mezclamos bien y rectificamos de pimienta y sal.

Cuando las patatas estén ya cocidas, las envolvemos en papel de plata y las dejamos allí reposar unos 30 minutos o hasta que seamos capaces de pelarlas sin quemarnos.

Cortamos las patatas en dados medianos, las mezclamos con la cebolla, pepinillos, salchichas y alcaparras que teníamos reservados. Añadimos por encima la salsa y mezclamos con cuidado para que no se rompan las patatas. Por último añadimos el cebollino picado por encima. Rectificamos de nuevo sal y pimienta en el caso que sea necesario según nuestro gusto.

Os recomiendo comerla con una buena cerveza alemana ya que pese a la sencillez del plato os va a saber a gloria.

Crepe o galette de trigo sarraceno

Crepe o galette de trigo sarraceno

Las crepes de trigo sarraceno o galettes son típicas de la cocina bretona, donde podemos encontrar una creperia cada pocos metros.

El trigo sarraceno, llamado también alforfón, o en Catalunya fajol (gran conocido de la preciosa zona de la Garrotxa), no es exactamente un cereal, yo no soy una experta y no os voy a colocar aquí la wikipedia, pero si que se que no viene de la familia de las gramíneas como si lo son el trigo (blat), el centeno (sègol), la cebada (ordi) o la avena (civada) y a diferencia de estos, el trigo sarraceno no tiene gluten. Os pongo las traducciones al catalán, ya que como podéis ver la cebada y la avena pueden dar a confusiones.

La historia del trigo sarraceno se asocia a épocas de pobreza, ya que crecía en tierra pocos fértiles y en un tiempo corto, por lo que en Bretaña fue un alimento muy importante para la nutrición y por eso se conserva su uso en su cocina tradicional (en otros lugares también fue utilizado en época poco próspera y también ha dejado huella en sus cocinas). Actualmente, las dietas saludables y las dietas sin gluten han hecho renacer su cultivo y consumo ya que cuenta con muchas propiedades beneficiosas.

El trigo sarraceno es más oscuro que el trigo habitual, por lo que nuestras galettes quedaran de un color marrón tostado. Estas pueden ir rellenas casi de lo que se nos ocurra y se suelen acompañar de una sidra natural que marida perfectamente, servida en taza de loza que sirve para mantener su temperatura. Ahora os explico como hacer la masa y unos ejemplos de relleno.

Para 8 unidades de galette:

  • 250 g de trigo sarraceno
  • 2 huevos
  • 500 g de agua fría
  • 1 cucharadita de sal
  • 50 gramos de mantequilla

Mezclar los ingredientes a excepción del agua. Luego añadir el agua y mezclar bien, que no queden grumos. Quedará una masa un poco densa. El cazo de servir la sopa nos servirá de medida para echar la masa en la sartén con unas gotitas de aceite o mejor si tenemos una crepera plana (la mía es un poco pequeña y con un poco de borde y no me acaba de convencer para poder plegar los bordes). Debemos extender la masa por toda la crepera, nos irá muy bien un palito de madera con forma de T. Esperamos un poco y en breve veremos que ya podemos levantar la masa con una espátula y darle la vuelta. Cocemos por el otro lado, de forma que quede dorada. Y ya podemos rellenar.

Relleno número 1 (uno que nunca falla):

Una loncha de queso que colocamos en el centro y dejamos que se funda un poco. Añadimos unas lonchas de jamón, unas hojas de rúcula y trozos de nueces. Plegamos los lados de forma que quede cuadrado (mi crepera como es pequeña, solo le pliego dos lados como podéis ver en la foto). Y servir inmediatamente en el plato (los ingredientes como ensalada son los últimos y no hay que dejar que se cuezan). Comentaros que en Bretaña se suele servir así plegando en cuadrado y no enrollándola como se ve mucho fuera de Bretaña.

Relleno número 2 (ideal para los niños y no tan niños):

El típico de queso y jamón york. También se puede añadir un huevo encima.

Relleno número 3 (un toque gourmet):

De pollo y cebolla confitada. En el caso de ingredientes que tienen que estar hechos, hay que cocinarlos previamente y luego añadirlos al relleno.

Otros rellenos :

Escalibada y queso de cabra.

Espinacas, pasas y piñones.

Salmón y queso crema.

Pollo y puré de manzana.

Y lo que se os ocurra.

 

Y de postre, que mejor que una crepe dulce? Fue nuestra primera receta en horadecocinar, así que le tengo mucho cariño, Crepe de chocolate

Noodles

Noodles

Esta receta la he sacado del libro de Ferran Adrià “La comida de la familia”, un libro que recomiendo 100% ya que al contrario de lo que uno espera en un principio, tiene montones de recetas asequibles en nivel de dificultad, ofreciendo a la vez menús muy ricos y equilibrados.

Os explico cómo la he hecho, ya que en el libro sale algún ingrediente difícil de encontrar, pero tenemos algún consejo para sustituirlos por otros más comunes.

Ingredientes para 4 personas:

  • 80 g de xiitakes (ahora ya las encuentro en Esclat con facilidad)
  • 100 g de salsa de ostras
  • 100 g de salsa de soja
  • 2 cucharadas de aceite de sésamo
  • 1 paquete de noodles (250 g)
  • 150 g de cansalada
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 1 cebolla tierna
  • 1 trozo de puerro
  • 20 g de brotes de soja
  • Pimienta recién molida
  • Pimentón picante
  • Aceite de oliva virgen extra

En cuanto compro los xiitakes los salteo con aceite de oliva y una vez fríos los congelo para tenerlos listos para cuando los quiera usar, en este caso descongelar previamente. Se pueden usar xiitakes secos, entonces hay que rehidratarlos unas horas antes en agua.

Mezclamos la salsa de ostras, la salsa de soja y el aceite de sésamo. Si tenéis vino chino podéis añadirlo aquí, pero como yo no tenía me he saltado el paso. Poner agua a calentar y cuando hierva añadir los noodles 3 minutos. Apartar y enfriar con agua fría para detener la cocción.

Cortar la cansalada en trozos pequeños y saltearla en aceite de oliva. Añadir los xiitakes y el jengibre y seguir salteando. Añadir la cebolla y el puerro (en la receta original no lleva puerro, pero a mi es que me gusta el toque que le da). Añadir los brotes de soja y después los noodles. Saltearlos durante 5 minutos más.

Añadir la mezcla de salsa de ostras, soja y aceite de sésamo y servir en platos. Por último espolvorear con la pimienta y el pimentón picante (en realidad serian especias sichimi togarashi, pero como no son fáciles de encontrar, las sustituimos para darles un punto picante).

Dorayakis

Dorayakis

Hoy vamos a dedicar la receta a todos los fans de Doraemon, el gato cósmico que le encantaba comer estos dulces o a los que son Otakus como mi hija Laia que le gusta el mundo Anime y todo lo que suene a japonés.

Estos dulces se parecen a las tortitas, pero los dorayakis típicos de Japón se rellenan con anko que es una pasta de judía roja confitada (azuki) que podéis encontrar en tiendas especializadas en productos de importación, aunque nosotros los vamos a rellenar de Nutella,  sino nuestros niños seguro que nos miran mal.

Ingredientes para 8 dorayakis o 16 mitades:

  • 100 gramos de harina
  • 50 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de miel
  • ½ cucharada de levadura Royal
  • 30 ml de agua aprox.
  • Nutella

Empezamos por batir los huevos en un bol.

Añadiremos el azúcar y la miel, después la harina y la levadura tamizadas y seguimos batiendo.

Añadimos el agua a la masa y tiene que tener una textura que cuando cojamos la mezcla con una cuchara caiga un hilito fino. No puede quedar ni muy espesa ni muy liquida, que corregiremos añadiendo más agua o bien más harina y que batiremos hasta que no quede ningún grumo.

Dejaremos reposar la mezcla tapada en el bol con un film transparente durante unos 25 minutos.

Cuando haya pasado el tiempo de reposo, prepararemos nuestra plancha o sartén para hacer nuestros dorayakis.

Cogemos una cuchara sopera, la llenaremos de masa y la echaremos en nuestra plancha o sartén caliente y la masa creará el circulo por sí sola, se formaran unas burbujitas, eso quiere decir que ya le podemos dar la vuelta. Contar como unos 20 segundos más para el otro lado y ya podemos sacar nuestros dorayakis de la plancha.

Dejar enfriar un poco, coger una mitad, rellenar de Nutella y cerrar con otra mitad de Dorayaki.

¡Ya tenemos una merienda Japonesa muy rica!

Ensalada China

ENSALADA CHINA luz 640x426

¿Quien no se ha pedido una ensalada china en un Restaurante chino? Pues ya habréis visto que la ensalada en si no tiene nada especial, pero el aliño me tenía bastante sorprendida, una salsa de un color blanquecino con sabor agridulce. Me puse a buscar y ya tenemos la receta de esta famosa salsa, además mucho más fácil de lo que esperaba, pero os tengo que dar una mala noticia,  no es nada light bajo ese aspecto inofensivo.

Como curiosidad tiene un ingrediente que es el agar-agar, que son las tiritas transparentes que podéis observar en la foto, y  este producto es un alga que se usa en hebras para las ensaladas y podemos encontrarlo también en polvo y se usa como gelificante. ¡Toma ya! ya sabéis otra cosa. Yo lo encontré en una tienda de dietética y herboristería. Es un ingrediente insípido pero que hace la función de absorber el agua que queda en la ensalada y siga fresca y crujiente.

Y ahora ya os explico la receta empezando por los ingredientes:

  • Lechuga tipo iceberg
  • Zanahoria natural rallada
  • Jamón dulce cortado en tiritas
  • Agar-agar

Las cantidades vosotros mismos según las personas que vayáis a ser en la mesa,  pero el aliño o salsa blanca que os explico a continuación son para unas cuatro personas.

  • 50 grms de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de aceite de girasol
  • 50 ml de vinagre de arroz

Se puede hacer también con vinagre de manzana pero en este caso poner menos cantidad y añadir un poquito de agua.

Primero de todo hidrataremos el agar-agar con agua y luego escurriremos. Cortaremos la lechuga, rallaremos la zanahoria (sobretodo lavar antes y escurrir) y cortaremos el jamón dulce en tiritas.

Para la salsa blanca  ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora: azúcar, sal, aceite de girasol y el vinagre de arroz (en este caso que sea de girasol sino nos quedará muy fuerte). Batir durante 3-4 minutos hasta que emulsione bien y coja el color blanco  típico de la salsa.

Dejar reposar mínimo 10 minutos antes de utilizar.

AGAR AGAR 640X426