Arroz con calamares

Arroz con calamares

Esta receta de arroz con calamares es muy sencilla pero no por eso está menos buena, al contrario es un arroz cremoso que podréis hacer rápidamente por ejemplo cuando lleguéis tarde a casa, ya que no es necesario tener un sofrito o un fumet preparado previamente. Comeréis igualmente de lujo y seguro que lo acabáis haciendo en más de una ocasión.

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 g de anillas de calamar
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates maduros
  • 30 g de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 litro de caldo de pescado
  • 1 cucharadita de sal
  • 250 g de arroz

Cortamos la anillas de calamar en 4 o 5 trozos.

Ponemos los ajos y el tomate y trituramos 4 segundos, velocidad 7. Bajamos al fondo del vaso y añadimos el aceite. Sofreímos 5 minutos, Varoma, velocidad 1.

Añadimos los calamares y el pimentón y programamos 2 minutos, Varoma, velocidad inversa, velocidad 1.

Añadimos el caldo de pescado y la sal y hervimos 7 minutos, Varoma, velocidad 1.

Por último añadimos el arroz y programamos el tiempo indicado en el paquete, 100 grados, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

Si no tienes Thermomix lo puedes hacer igualmente, rayando los ajos y el tomate y luego siguiendo los pasos anteriores.

Muffins de plátano y avena

Muffins de plátano y avena

Traigo receta para acompañar un desayuno o merienda saludable, con ingredientes naturales y que nos aporte energía para los días locos que todos tenemos.

Ingredientes para 12 muffins:

  • 2 plátanos
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 100 de sirope de arce (también vale de ágave o panela)
  • 2 huevos
  • 60 de avena
  • 180 g de harina integral
  • 1 cucharadita de levadura

Chafar los dos plátanos, añadir el aceite, el sirope de arce y los dos huevos. Batirlo bien.
Mezclar la avena con la harina integral i la levadura y irlo incorporando a la mezcla anterior. Batirlo hasta que quede todo bien integrado.

Repartir la masa en las cápsulas, añadir un poco de avena por encima y hornear 20-25 minutos a 180º. Estarán listos cuando pinchando con un palillo este salga limpio, sobre todo no hay que pasarse con el horneado para que no queden duros.

Bizcocho XXL (para 35 personas)

Bizcocho XXL (para 35 personas)

Con este bizcocho podemos invitar al postre hasta a 35 personas, así que es ideal para fiestas de cumpleaños y otros eventos. Una receta ideal para no tener que hornear dos veces o hacer el doble de cantidad ya que la Thermomix y el molde están aprovechados al máximo. Recordad que también lo podéis hacer con una amasadora o con varillas siguiendo los mismos pasos (excepto la temperatura del paso 2, pero nos saldrá bien igualmente bien).

Ingredientes:

  • 10 huevos
  • 450 g de harina
  • 450 g de azúcar
  • 125 g de leche
  • 50 g de aceite de girasol
  • Esencia de vainilla (1 cucharadita) o ralladura de 1 limón
  • 1 sobre de azúcar avainillado
  • 1 sobre de levadura química
  • 1 pellizco de sal
  • Mantequilla para engrasar el molde (o spray desmoldante)
  • Molde de 30x40x7 (si tenéis uno tan grande perfecto y sino uno de aluminio que se puede encontrar en los súpers o en los chinos)

Precalentamos el horno a 170º.

Separamos las yemas de las claras. Colocamos la mariposa en el vaso y montamos las claraz con la mitad del azúcar y un pellizco de sal, 10 minutos a velocidad 3,5 (1 minuto por clara). Reservamos.

Sin lavar el vaso y aún con la mariposa, batimos las yemas con el resto del azúcar, la leche, el aceite y la esencia de vainilla (o ralladura de limón) y el azúcar avainillado, 6 minutos, 37º, velocidad 3,5.

Cuando acabe el tiempo volvemos a programar sin temperatura, 6 minutos, velocidad 3,5.

Una vez finalizado, añadimos la harina y la levadura y programamos 30 segundos, velocidad 3 (si la masa está muy espesa añadimos 1 o dos cucharadas de claras).

Una vez acabado el tiempo, añadimos toda la masa al bol de claras reservadas y empezamos a mezclar con una espátula con movimientos envolventes para que entre el aire.

Vertemos sobre el molde engrasado con mantequilla o spray desmoldante. Horneamos durante 45 minutos aproximadamente. Comprobamos que pinchando el bizcocho con un palito sale seco y si no es así horneamos unos minutos más, hasta que salga limpio.

Este bizcocho lo podéis tomar sólo o bien con chocolate. También podéis espolvorear azúcar glas por encima para que quede más bonito. En esta ocasión, lo corté por la mitad, lo mojé con almíbar y lo rellené con la misma buttercream de chocolate que hice para el bizcocho del pastel de cumpleaños de mi peque (podéis ver su pastel en el post anterior). Así tuvimos pastel suficiente también para los papás de los amiguitos de Nico (perdonad que la foto no es muy buena, además con el lío del cumple me olvidé de hacer la foto con el buttercream puesto!).

Bizcocho XXL
Bizcocho XXL

Tarta fondant de Guardianes de la Galaxia

Tarta fondant de Guardianes de la Galaxia

Este mes de enero pasado mi peque ha hecho los 6 años y como ya sabe que para los cumples tocan cumples especiales, llevaba unos días pidiendo que fuera de una de sus pelis favoritas: Los Guardianes de la Galaxia.

Claro que no es una tarta fácil y yo quería que salieran todos los personajes: bebé Groot que le encanta a Nico, Yondu le encanta al papa, Rocket que le encanta a Eric, y las chicas que me encanta a mi, y el guapo de la peli, Star-Lord, a mi también claro!

Así que opté por buscar una foto que salieran todos y la pedí imprimir en papel de oblea comestible.

El bizcocho lo hice de 25 cm de diámetro que llega para unas 24 personas, suficiente para todos los amiguitos de Nico, como siempre lo corté en dos capas, lo mojé con almíbar y luego lo rellené y cubrí con un buttercream de chocolate. Esto hace que sepa a chocolate pero que a la vez sea muy suave al paladar.

Y después la capa de fondant, esta vez en blanco, arriba la oblea de los guardianes de la galaxia. Acabé de decorar poniendo el nombre de Nico en el lateral y un montón de estrellas de la galaxia. Y para acabar un súper vela del número 6.

Cumple Nico
Cumple Nico

¡Felicidades Nico!

Esterilización de tarros para conservas

Esterilización de tarros para conservas

Como os avanzamos en la presentación de la temporada de Horadecocinar.com 2017-2018, este año vamos a realizar mermeladas y confituras. Es una idea genial hacerlas en casa con vuestras mejores frutas, es muy satisfactorio hacerlas uno mismo y además las podéis regalar en bonitos tarros a vuestros familiares y amigos.

Pero previamente a empezar a hacer mermeladas y confituras es muy importante saber que hay que hacer para que los tarros que usemos estén libres de bacterias al máximo posible. Así conseguimos que nuestra producción dure más y sobre todo que no vayamos a ponernos enfermos.

Estos pasos sirven para todo tipo de conservas que realicemos (podemos realizar mermeladas tanto de frutas dulces como de cebolla, pimiento o tomate, o conservas de fruta en almíbar o de verduras naturales…).

Las conservas siempre se guardan en un lugar fresco, seco y lejos de la luz. El motivo es que las bacterias no proliferan en medios fríos. Tampoco proliferan en un PH de 4,5 o menor y ya de base el tomate y la fruta están por debajo, así como el limón que veréis en nuestras recetas que es común añadirlo. Además en las recetas de conservas usamos conservantes naturales como la sal, el azúcar, el aceite y el vinagre.

Esterilización de los tarros

Primero de todo, comprar tarros de cristal, el cristal es lo más higiénico sin duda. En los supermercados chinos tenéis de diferentes formas y tamaños a muy buen precio, así que haced vuestra colección.

También recomendamos que el tamaño del bote sea pequeño, los de 250cc y de 500cc son ideales. Uno de los motivos es que los botes los usaremos bien llenos para hacer el vacío, otro que una vez abierto si que hay que consumirlo en cierto tiempo. Así que mejor llenar más tarros.

Los botes del chino seguro que han venido de lejos y si no han venido de lejos en aquellas estanterías cogen polvo sin duda. Así que primero hacemos un lavado previo con lavavajillas y agua caliente.

Luego, ponemos a hervir agua en una olla bien grande, donde quepan los tarros bien cubiertos de agua y también las tapas. Los hervimos durante 15 minutos. Sacamos de la olla con unas pinzas y los colocamos boca abajo sobre un trapo limpio.

Aquí os aconsejamos el uso de pinzas para manipular los tarros ya que cuanto menos se toquen menos posibilidades de que se contaminen. También indicaros que una vez esterilizados son ya para rellenar, no vale guardarlos para otro día, así que mientras los esterilizas también estás preparando tu conserva.

Una vez tenemos la conserva, llenamos el tarro esterilizado hasta arriba de todo. Aquí pasamos a la segunda esterilización o pasteurización.

Pasteurización de las conservas

Esta no será necesaria en el caso de mermeladas y confituras que contengan 50% o más de azúcar en su contenido. Con llenar los tarros hasta el borde, cerrar y dar la vuelta será suficiente para que se haga el vacío. Así se conservaran durante 6 meses (en esto caso será mejor consérvalo al fresco en la nevera). No obstante también se puede hacer la pasteurización y así conseguiremos que se conserven más tiempo.

Para la pasteurización pondremos los tarros ya cerrados de nuevo en una olla con agua de modo que los cubra y cocemos un mínimo de 30 minutos (mermeladas con más de 50% de azúcar un mínimo de 20 minutos, mermeladas con menos azúcar 30 minutos, pisto y otros 35 minutos, contando que sean tarros pequeños, si son más grandes 45 minutos).
De este modo también se conseguirá el vacío ya que al calentarse el contenido se produce este efecto. De esta manera podremos conservar el contenido durante 1 año en un lugar fresco, seco y sin luz.

Que la tapa quede ligeramente cóncava es sinónimo de que se ha hecho el vacío correctamente. También lo es, que al abrirlo se produzca el típico chasquido.

Recordad siempre que hay que colocar una etiqueta que indique el contenido y la fecha de envasado. Por último podéis poner etiquetes bonitas y vestir el tarro con una tela o un papel recortado a forma de sombrero y atado con una cuerda bonita.

En breve recetas de conservas…