Solomillo de cerdo con salsa de Pedro Ximenez

Solomillo de cerdo con salsa de Pedro Ximenez

La carne del solomillo hecha de esta manera queda muy tierna y la salsa con su toque dulce te encantará. Es un segundo plato ideal para cuando tienes invitados.

Ingredientes para 4-6 personas:

  • 2 solomillos de cerdo
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina (para sellar la carne y una cucharada para la salsa)
  • Aceite de oliva virgen extra (reservamos 50 gramos para la salsa)
  • 200 gramos de cebolla
  • 150 ml de vino Pedro Ximenez
  • 350 ml de caldo de pollo casero (o agua y una pastilla de caldo casera)

Primero de todo cortamos el solomillo en medallones, lo salpimentamos y pasamos por harina (esto es importante, para sellar la carne y que conserve sus jugos, de manera que luego nos quedará muy blandita). Lo freímos en la sartén en aceite de oliva virgen extra. Reservamos en una sartén.

Ponemos en el vaso de la Thermomix, 50 gramos del aceite en el que hemos sellado el solomillo, los 200 gramos de cebolla cortada a trocitos pequeños y programamos 15 minutos, varoma, velocidad cuchara.

Añadimos una cucharada de harina y sofreímos 2 minutos, varoma, velocidad 1. Agregamos el vino y el caldo y programamos 20 minutos, varoma, velocidad 2. Comprobamos el punto de sal y pimienta. Trituramos 20 segundos a velocidad 10.

Cubrimos el solomillo que hemos reservado en la sartén, con la salsa y cocemos 5 minutos más. Se puede acompañar la salsa con puré de patata.

Sepia al ajillo (en Thermomix y en parrilla)

Sepia al ajillo (en Thermomix y en parrilla)

Esta receta para Thermomix me encanta, porque queda la sepia tierna y sin manchar nada la cocina. Olvídate de los saltos y salpicones de la sepia en la sartén.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 dientes de ajo
  • 5-6 ramilletes de perejil fresco
  • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 800 gramos de sepia fresca

Pide en la pescadería que te limpien la sepia, donde te quitarán la piel interna y la espina (una cosa dura que tienen dentro cuando la abres por la mitad). Ya en casa lavas la sepia, y la cortas a trozos, desechando la parte dura de la boca.

Poner en el vaso los ajos pelados y el perejil. Triturar 5 segundos velocidad 5. Bajamos los restos al fondo del vaso. Programamos 20 minutos, varoma, giro invertido. Cuando finalice, comprobamos que está suficientemente tierna, en caso contrario se puede programar 5 minutos más.

Si quieres seguir haciéndola del modo tradicional, mi consejo es ponerla en la sartén con un poquito de aceite de oliva, cuando suelte el agua, retirar la sepia, limpiar bien la sartén y volver a poner la sepia. Añadir más aceite de oliva, y el perejil y los ajos picados finos.

En la sartén la cocción será de unos pocos minutos, ya que como curiosidad la sepia queda tierna en una cocción corta o en una muy larga, con la Thermomix nos permitimos hacerla de modo más largo.

Fijaros que la receta no lleva sal, ya que la sepia ya contiene, para mi es suficiente así (ya sabéis que no me gusta comer muy salado) pero si os gusta con más sabor la podéis añadir pero siempre al final (previa comprobación del nivel de sal).

Por último y para que nos queden de recordatorio algunos conceptos, explicarlos que la sepia y el choco serían lo mismo, mientras que las rabas provienen de la pota que es una especie de calamar más grande (aunque en ocasiones puede ser de otro cefalópodo, por lo que si en un local pedimos rabas y no ponen de que son, se puede preguntar por ello). Por otro lado, los rejos, serían las patas del calamar o de la pota.

Yogures cuajados en varoma de Thermomix

Yogures cuajados en varoma de Thermomix

Esta receta es fenomenal, ya que los yogures se hacen en el mismo varoma de la Thermomix sin necesidad de ningún aparato más, es una gran receta que podemos encontrar en la página de Recetario. Igualmente abajo del post os voy a indicar unos trucos para hacerlos sin Thermomix.

Ingredientes para 8 yogures:

  • 860 ml de leche entera
  • 1 yogur natural del vasito de cristal (Tipo Danone o similar)
  • 50 gr de leche en polvo entera

Verter en el vaso la leche y la leche en polvo y mezclar 30 segundos a velocidad 3. Programar 5 minutos, a 50 grados, velocidad 1. Cuando acabe el tiempo cercioraros que la máquina ha llegado a esta temperatura, si no ha llegado programar unos minutos más hasta que llegue. Añadir el yogur y mezclar otra vez 30 segundos a velocidad 3.

Rellenar los vasitos de cristal, os llegará para 8 yogures. Colocarlos dentro del varoma y sin demorarnos aclarar el vaso, y verter un litro de agua. Calentar 7 minutos (o hasta que hierva), 100 grados, velocidad 1. Mientras tapamos el varoma con unos trapos limpios para que los yogures no pierdan calor.

Colocar el varoma en su posición con los trapos puestos (los podéis atar por los lados) y programar 5 minutos, 100 grados, velocidad 1. Acabado el tiempo dejar reposar 8-10 horas, así que será ideal que los hagáis por la noche para no tener la máquina ocupada. Por la mañana los pasáis a la nevera y los dejáis reposar un par de horas antes de ser consumidos. Estos yogures aguantan una semana en el frigorífico

Los yogures los podéis hacer también con leche desnatada y leche desnatada en polvo, lo único que pasará es que quedaran menos consistentes. También los podéis hacer tipo yogur líquido si no le añadís la leche en polvo.

A la receta también podéis añadirle azúcar (unos 50 gramos) o trocitos de fruta, o confitura en el fondo. También podéix añadir aroma de vainilla u otro tipo de sabor.

Si no tenéis Thermomix debéis seguir los mismos pasos, la parte más importante es que la temperatura no exceda de los 50 grados al calentar la leche, para no matar los fermentos lácteos que contiene el yogur. Después los podéis hacer en una yogurtera o bien en el horno precalentado a 50 grados, y dejarlos reposar toda la noche ya con el horno apagado.

Crema de leche, cacao, avellanas y azúcar

Crema de leche, cacao, avellanas y azúcar

Ya sabéis de otros artículos que intento usar en casa productos caseros que son mucho más naturales y que no tengan tantos conservantes, colorantes ni aceites de palma. Así las palomitas las hacemos como antes en una olla, o las pastillas de caldo totalmente natural. Hoy os hablo de la crema de leche, cacao, avellanas y azúcar, seguro que os ha salido rápidamente la música comercial, todo un clásico de la publicidad y os habéis acordado de su competencia italiana, a que sí?

Pues es realmente fácil de hacer, con esta receta os saldrán dos botes de medio kilo, podéis congelar uno o regalarlo a vuestra hermana, vuestra madre, o vuestra jefa (o hermano, padre o jefe 😉 ). Se conserva en la nevera ya que no lleva ningún conservante.

Ingredientes para 2 botes de 500 g:

  • 100 g de avellanas tostadas y peladas
  • 150 g de azúcar glas (el normal también queda triturado, pero uso este directamente)
  • 100 g de chocolate fondant
  • 100 g chocolate con leche
  • 100 g chocolate blanco
  • 200 ml de leche entera (aunque la receta es con leche entera yo siempre uso desnatada)
  • 150 g de aceite de girasol

Triturar las avellanas con el azúcar glas, 15 segundos, velocidad 10.
Añadir los chocolates y triturar 20 segundos, velocidad 9.
Agregar la leche y el aceite y programar 7 minutos, 50 grados, velocidad 4.

Una vez hecho verter en dos botes de cristal de 500 gramos y dejar enfriar. Conservar como os he explicado arriba.

Arroz caldoso con bogavante

Arroz caldoso con bogavante

Para mi una de las recetas más buenas del mundo mundial, que rico el sabor del arroz y poder chupetear el marisco, ideal para un domingo, una celebración, o invitar a tu familia o amigos.

Esta receta es para Thermomix pero la podéis hacer siguiendo los pasos igualmente de forma tradicional contando que a partir de la velocidad 4, la Thermomix ya trocea y que el giro a la izquierda simplemente es una opción para que las cuchillas no corten y no deshagan por ejemplo el arroz. Con Thermomix los arroces quedan geniales ya que la temperatura es estable y el tiempo es exacto. Con un poco de cuidado os quedará igual de bueno.

Ingredientes para el fumet:

  • 500 g de gamba arrocera
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 1 l de agua

Para el arroz con bogavante:

  • 1 cebolla pequeña
  • 100 g de tomate natural triturado
  • 3 dientes de ajo enteros pero pelados
  • 1 bogavante
  • 80 g de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de pimentón dulce y 1 pizca de picante
  • El fumet anterior (1 litro)
  • 300 g de arroz normal

Primero de todo haremos el fumet. Pelamos las gambas, reservamos los cuerpos e introducimos los cuerpos y las cabezas en el vaso, con el aceite y el agua. Programamos 12 minutos, varoma, velocidad 1. El fumet lo podéis preparar el día de antes o tenerlo congelado (para la receta descongelarlo y calentarlo antes de usar). Acabado el tiempo, trituramos 15 segundos, velocidad 5. Colamos con un colador fino y reservamos. También podéis usar otro caldo de pescado que hayáis hecho siempre que sea bien gustoso y lo coléis bien. Podéis comprarlo hecho pero la verdad es que el día que hagáis este arroz de bogavante aprovecharía a hacerlo todo casero y reservar el comprado para otra paella más sencilla o de diario.

Cortamos el bogavante a trozos: la cola en 4 trozos y la cabeza longitudinalmente de modo que nos quedará una tenaza en cada lado. Ponemos los trozos en el vaso limpio de pieles del fumet, con el aceite y programamos 15 minutos, varoma, giro inverso (¡muy importante!), velocidad cuchara. Reservamos el bogavante.

Añadimos las gambas, la cebolla y el tomate natural triturado y programamos 8 segundos en velocidad 6.

Añadimos los ajos enteros y programamos 8 minutos, varoma, giro inverso, velocidad cuchara. Al final de todo añadimos el pimentón dulce y picante y programamos 15 segundos más, verificando que se ha repartido bien.

Añadimos el fumet caliente (o bien lo podemos calentar 10 minutos, 100 gramos, giro inverso, velocidad cuchara).

Añadimos el bogavante reservado y el arroz y programamos el tiempo que indique el paquete (yo prefiero usar arroces con una cocción más rápida, como por ejemplo SOS que son 13 minutos), 100 grados, giro a la izquierda, velocidad cuchara.

Y por último, pasamos toda nuestra receta a una paella donde reposará 3 minutos (no os paséis con el reposo y menos en invierno) para poder llevar nuestro arroz con bogavante a la mesa y servirlo a cada comensal como se merece.