Lasaña de carne

lasana-de-carne

Ingredientes para dos personas:

  • 8 láminas de pasta para lasaña
  • 500 gr de carne picada
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • 1 vaso de vino blanco
  • 5 tomates
  • 25 gr. de mantequilla
  • 500 gr. de queso rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Para la salsa bechamel:

  • 50 gr. de mantequilla
  • 50 gr. de harina
  • 500 cl. de leche
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada

En una sartén sofreímos en aceite de oliva virgen extra la cebolla y la zanahoria cortadas en trocitos pequeños. Una vez hechas, añadimos la carne. Cuando esta esté dorada añadimos el vaso de vino blanco y dejamos que se evapore. Añadimos el tomate sin piel ni pepitas y también cortado en trocitos pequeños. Salpimentamos y dejamos que se haga todo el conjunto durante unos 15 minutos dándole vuelta de vez en cuando.

Mientras se acaba de hacer colocamos las placas de pasta en una olla con agua hirviendo salada siguiendo las intrucciones de la marca o tipo de pasta en concreto que estemos usando. Las escurrimos y las dejamos encima de un paño separadas entre si para que no se pequen.

Preparamos la salsa bechamel: derretimos 50 gramos de mantequilla y añadimos 50 gramos de harina. Vamos removiendo unos minutos para que se cueza y luego no sepa a harina. Vamos añadiendo medio litro de leche poco a  poco y mezclando bien para que no queden grumos. Rectificamos con sal, pimienta y un poquito de nuez moscada. Es mejor que nos quede un poco clara, porque luego espesará bastante.

Finalmente, ya podemos montar la lasaña. Untamos la fuente que vayamos a utilizar con mantequilla y colocamos 2 placas de pasta, añadimos encima la carne y luego salsa bechamel. Colocamos otra placa de pasta y repetimos lo mismo, hasta la cuarta placa que será la última. Entonces cubriremos todo el montaje con salsa bechamel y añadiremos por encima el queso rallado. Colocamos la bandeja en el horno previamente calentado a 200º durante 15 minutos más y servir inmediatamente.

Este plato llena bastante por lo que es mejor comerlo como plato único aunque acompañado con una buena ensalada variada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *