Tartar de salmón con aguacate y tomate

Tartar de salmón con aguacate y tomate

Esta receta es una adaptación del tartar de salmón y aguacate del xef Pep Nogué, pero con alguna variación. Por ejemplo, he quitado las alcaparras (lo siento, no puedo con vosotras) y he añadido los tomates escaldados (a mi parece que quedan genial en la receta). También he usado cebolla tierna ya que no siempre hay oportunidad de comprar escalonias.

Es una receta fantástica, además de que queda muy bien presentada, está buenísima, ya que queda muy melosa al paladar y es un plato fresco y ligero.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gramos de salmón fresco (previamente congelado durante una semana y descongelado para evitar anisakis)
  • 200 gramos de salmón ahumado
  • 2 tomates gazpacheros
  • 4 aguacates maduros
  • 60 gramos de pepinillos
  • 1/2 cebolla tierna

Para el aliño

  • 200 gramos de aceite de oliva
  • 1 limón (en zumo, 60 gramos)
  • 2 cucharaditas de salsa Perrins
  • 2 cucharaditas de tabasco verde
  • 2 cucharaditas de mostaza antigua
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • Sal
  • Pimienta

Para acompañar (opcional, aunque acompaña muy bien)

  • Ensalada de brotes tiernos
  • Manzana verde

Primero de todo calentamos agua para escaldar los tomates y poder pelarlos.

Mientras cortamos el salmón fresco en dados, retirando la piel. Cortamos el salmón ahumado en trocitos. Cortamos en trocitos pequeños los pepinillos, la cebolleta, y los aguacates. Cortamos en dados los tomates ya pelados. Mezclamos todo.

Preparamos la vinagreta, mezclando todos los ingredientes muy bien. Comprobamos el punto de sal y pimienta.

Lavamos la ensalada de brotes y añadimos una manzana pelada y cortada en trocitos.

Para presentar el plato es ideal usar un aro para poder colocar el tartar en círculo. Después añadimos la ensalada al lado con los trocitos de manzana. Por último añdimos unas cucharadas de la vinagreta por encima.

Os aseguro que será un plato que repetiréis y que quedaréis como reyes con vuestros invitados.

Crema de salmón ahumado

Crema de salmón ahumado

Esta crema es ideal como entrante en días de fiesta cuando tienes invitados. Se hace casi sola, no es demasiado cara para ser de gambas y salmón y viste mucho un primer plato. El fondo de verduras apenas se nota y queda una textura cremosa con sabor a mar.

Ingredientes:

Para el fumet

  • 800 g de agua
  • 750 g de gambas arroceras

Para el sofrito

  • 80 g de aceite
  • 200 g de zanahoria
  • 200 g de puerro
  • 200 g de champiñones
  • 2 dientes de ajo

Para el resto:

  • 100 g de nata para cocinar
  • 200 g de salmón piado
  • Los cuerpos de las gambas
  • Sal y pimienta
  • Hojas de flores para decorar (opcional)

Pelar las gambas. Reservar los cuerpos y colocar las cascaras y cabezas en el vaso de la thermomix junto con el agua. Programamos 5 minutos, 100º, velocidad 3,5. Colar con un colador fino y reservar el caldo. Lavar bien el vaso y la tapa.

Poner en el vaso todos los ingredientes del sofrito y triturar 8 segundos, velocidad 5. Bajar las verduras al fondo del vaso y programar 18 minutos, 100º, velocidad 2.

Añadir el caldo y triturar 1 minuto, velocidad 7. Añadir la nata y rectificar de sal y pimienta (comprobad y tened en cuenta que cuando añadamos el salmón subirá el sabor, yo añado nada o poquísima sal). Programar 18 minutos, 100º, velocidad 1.

Incorporar los cuerpos de las gambas y el salmón picado. Programar 2 minutos, 100º, velocidad 2. Por último mezclar 20 segundos, velocidad 3.

Emplatar y añadir una hojas de flores de colores comestibles.

Cucharillas de mousse de salmón

Cucharillas de mousse de salmón
Cucharillas de mousse de salmón

Una receta muy fácil con una presentación original para completar un aperitivo lleno de color.

Ingredientes para 12 cucharillas:

  • 3 lonchas de salmón ahumado (100 gramos aprox,)
  • 250 gramos de nata para cocinar
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • Pimienta negra
  • Huevas rojas de lumpus y capelán (Huevas de Islandia de la marca Royal por ejemplo)

Ponemos en el vaso de la batidora dos lonchas de salmón, la nata, el zumo y la pimienta al gusto y batimos.

La mousse resultante la ponemos en una manga pastelera y la repartimos por las cucharillas. Cortamos en cuadrados la loncha que nos queda y la colocamos encima de la mousse y por último una cucharadita de huevas.

No hay que añadir nada de sal aunque pensemos que con la nata va a quedar muy soso, ya que no será así.