Tarta fondant StarWars

Tarta fondant StarWars

Otro cumple de mi chico mayor, y ya van ocho, este ha sido sin duda el año de StarWars, ha visto la peli, tiene camisetas y juega con el lego del Halcón Milenario así que la tarta esperada no podía ser otra que… Tarta Darth Vader y los sables láser.

Por dentro es un bizcocho muy jugoso, con su almíbar y relleno de buttercream de vainilla hecha con Crisco, consiguiendo un conjunto de suavidad extrema y apta para todos los gustos.

La decoración como siempre tiene sus horas de trabajo, así que como siempre voy justa de tiempo, le he pedido ayuda a mi especialista en recortes y colorines hechos en fondant, mi hermanita! Gracias Merche, por ayudarme con el lado oscuro y sus sables de luz.

Con todo ya preparado se hace el montaje: el bizcocho cortados en capes se unta con almíbar y ser rellena y cubre del buttercream. Luego se forra con el fondant y se pegan (con un poquito de agua) todas las decoraciones grandes (Darth Vader y los sables). Por último ser recortan y pegan todas las decoraciones pequeñas (nombre, número y estrellas pequeñas).
Recordad que aunque haga calor estos pasteles no van a la nevera! Allí van unas fotos de la celebración:

Cumpleañero
Cumpleañero
los-6-primos
los-6-primos
soplando-las-velas
soplando-las-velas
amigos
amigos
Piñata
Piñata

Tarta con rosas de buttercream de gin tonic

 

Tarta con rosas de buttercream de gin tonic
Tarta con rosas de buttercream de gin tonic

Esta tarta fue para los 50 de una compi de oficina y fue una “tarta sorpresa” que ella no esperaba, ya sabéis convocatoria de reunión ficticia igual a susto-sorpresa que te damos.

Unos días antes decidimos un sabor para su tarta, y por algún motivo que desconocemos decidimos que el sabor fuera de gin-tonic. Me daba un poco de miedo este sabor ya que és un poco ácido, y realmente cuesta saber si no te lo dicen si es gin-tonic o que, pero en definitiva estaba muy buena.

Es el tradicional bizcocho con aroma de vainilla, relleno con 2 capas de buttercream de gin-tonic y glaseada por fuera.

Para la decoración escogí hacer rosas grandes con una boquilla de estrella grande, que fueran cubriendo toda la tarta y escogiendo los colores verde y amarillo de la lima y el limón el blanco de la tónica y la ginegra.

És una decoración que queda siempre muy elegante y bonita, lo único que lleva mucha crema, contando que es una tarta de 25 cm que ya cunde bastante, hay que hacer el doble de crema de la habitual para poderla decorar entera. Son tartas que siempre pesan bastante y esta pesaba muchísimo.

¡Felicidades Àngels!