Tartar de salmón con aguacate y tomate

Tartar de salmón con aguacate y tomate

Esta receta es una adaptación del tartar de salmón y aguacate del xef Pep Nogué, pero con alguna variación. Por ejemplo, he quitado las alcaparras (lo siento, no puedo con vosotras) y he añadido los tomates escaldados (a mi parece que quedan genial en la receta). También he usado cebolla tierna ya que no siempre hay oportunidad de comprar escalonias.

Es una receta fantástica, además de que queda muy bien presentada, está buenísima, ya que queda muy melosa al paladar y es un plato fresco y ligero.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gramos de salmón fresco (previamente congelado durante una semana y descongelado para evitar anisakis)
  • 200 gramos de salmón ahumado
  • 2 tomates gazpacheros
  • 4 aguacates maduros
  • 60 gramos de pepinillos
  • 1/2 cebolla tierna

Para el aliño

  • 200 gramos de aceite de oliva
  • 1 limón (en zumo, 60 gramos)
  • 2 cucharaditas de salsa Perrins
  • 2 cucharaditas de tabasco verde
  • 2 cucharaditas de mostaza antigua
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • Sal
  • Pimienta

Para acompañar (opcional, aunque acompaña muy bien)

  • Ensalada de brotes tiernos
  • Manzana verde

Primero de todo calentamos agua para escaldar los tomates y poder pelarlos.

Mientras cortamos el salmón fresco en dados, retirando la piel. Cortamos el salmón ahumado en trocitos. Cortamos en trocitos pequeños los pepinillos, la cebolleta, y los aguacates. Cortamos en dados los tomates ya pelados. Mezclamos todo.

Preparamos la vinagreta, mezclando todos los ingredientes muy bien. Comprobamos el punto de sal y pimienta.

Lavamos la ensalada de brotes y añadimos una manzana pelada y cortada en trocitos.

Para presentar el plato es ideal usar un aro para poder colocar el tartar en círculo. Después añadimos la ensalada al lado con los trocitos de manzana. Por último añdimos unas cucharadas de la vinagreta por encima.

Os aseguro que será un plato que repetiréis y que quedaréis como reyes con vuestros invitados.

Tomate rosa de Barbastro con virutas de queso parmesano

Tomate rosa de Barbastro con queso parmesano
Tomate rosa de Barbastro con queso parmesano

Sí, sí, yo también soy de esas personas que siempre hablan de los tomates de verdad, que saben a tomate y no a plástico, que le vamos a hacer, soy una chica de ciudad… A ver, tampoco vamos a ser llorones, que tomates buenos también hay, pero realmente hay que soportar muchísimos malos.

Hay un añadido para que yo busque el sabor a tomate de verdad, y es que ¡yo he comido el mejor tomate del mundo! Eso es debido a que mi madre es de un pueblo muy pequeñito del Somontano de Huesca, que se llama Naval y que está cerca de Barbastro, donde es famosa la variedad de tomate rosa, también conocido por tomate rosa de Barbastro, y que es una variedad espectacular tanto en tamaño (una pieza puede pesar medio kilo como poco) como en sabor (nada ácido, con piel finita y muy jugoso).

Estos tomates los he visto siempre que he ido al pueblo de mi madre y seguro que llevan toda la vida creciendo allí (bueno, al menos desde que Colón se lo trajo), pero ahora que todos estamos tan cocinitas y que queremos volver a los sabores de siempre, es un verdadero boom su cultivo y venta.

En la zona es fácil encontrar restaurantes que sirven platos de tomate rosa como entrante o como acompañamiento, por ejemplo en el Restaurante 3 Caminos,  o en La fonda de Naval, los hemos comido este verano. Y por supuesto nos hemos llevado unos cuantos del mercado para casa. Fuera de la zona los podéis encontrar en algún mercado (por ejemplo, en Barcelona a veces hay en La Boquería o Santa Caterina) y algunas empresas los venden por internet aunque el precio aumenta considerablemente.

Y para comerlo, pues como siempre lo podéis poner en la ensalada o sólo. Yo lo encuentro tan rico que lo quiero sólo o con unas virutas de queso parmesano, así que aquí va una receta:

Ingredientes:

  • 1 tomate rosa de Barbastro
  • Sal
  • Virutas de queso parmesano
  • Aceite de oliva virgen extra

Lavar el tomate y cortarlo en rodajas. Añadir sal al gusto, y unas virutas de queso parmesano. Regar con aceite de oliva virgen (usad un buen aceite, que este tomate se lo merece), y ya está…¿Habéis visto algo más fácil y rico?

Salmorejo cordobes

Salmorejo cordobés
Salmorejo cordobés

Tenemos en nuestro blog la receta del Gazpacho andaluz y no podemos esperar más tiempo en enseñaros la receta de su primo, el Salmorejo cordobés, otro plato imprescindible para refrescar nuestros cálidos veranos.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg. de tomates maduros (por ejemplo el tipo “pera” va muy bien)
  • 200 gr. de pan duro del día anterior
  • 1 diente de ajo
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 50 ml de vinagre de vino
  • Sal
  • 1 huevo
  • jamón ibérico
  • Escaldamos los tomates. Mientras tanto troceamos el pan y el ajo y los colocamos en el vaso de la batidora (en el caso de no tener batidora se puede triturar con el turmix). Una vez escaldados los tomates, los pelamos y los despepitamos y los añadimos también al vaso de la batidora. Añadimos el aceite y el vinagre y sal. Lo batimos todo hasta que quede como un puré. Lo probamos y rectificamos de sal.

    Dejamos enfriar en la nevera y luego ya se puede servir acompañado del huevo duro y el jamón ibérico cortados a trozos muy pequeños.