Tarta de calabaza (Pumpking cake)

Pumpking Cake o Tarta de calabaza
Pumpking Cake o Tarta de calabaza

La tarta de calabaza (Pumpking Cake) es otra de las tartas tradicionales americanas típicas sobre todo en otoño al igual que la Tarta de zanahoria (Carrot Cake) que vimos el año pasado.

La tarta de calabaza, la he hecho íntegramente casera, es decir, la calabaza se ha asado en casa (no es de la que venden en bote) y también la masa brisa. Si usáis algúno de estos ingredientes ya hecho, el resultado no será malo, pero de verdad vale la pena hacerlo todo, porque aún está más buena y es un gustazo hacerlo todo tú.

Es una tarta un poquito elaborada porque tiene varios pasos pero os lo voy a explicar muy sintetizado para que los veáis muy ordenado:

1. Preparar la especias.
Os recomiendo hacer de más y así ya lo tienes preparado para la próxima, porque probablemente la repitas. Se mezcla nuez moscada, clavo , jengibre y canela, (todos en polvo). La proporción es al gusto, a mi me gusta con mucha canela y menos clavo, por ejemplo: 1 cucharada de clavo, 2 de nuez moscada, 2 de jengibre y 4 cucharadas de canela.

2. Asar la calabaza.
Va a costar un ratito al horno, unos 45 minutos a 180º, cuando esté blandita al pincharla es que ya está. Luego la chafaremos con un tenedor para hacer un puré. Necesitaremos 500 gramos.

2. Hacer la masa brisa o masa quebrada.
Es más fácil de lo que parece. Se mezclan en una amasadora todos estos ingredientes:

  • 200 gramos de harina
  • 1 huevo
  • 100 gramos de mantequilla fría
  • 50 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de agua fría
  • 1 pellizco de sal

No hay que trabajar mucho la masa, con que estén los ingredientes mezclados es suficiente, luego se hace una bola y se deja reposar en la nevera una hora más o menos. Después ya la podemos estirar con un rodillo, enharinando la superficie donde se va a trabajar. Se forra una tartera con la masa. Si se rompe no pasa nada, ya que a esta masa se le pueden añadir trozos, no obstante trabajarla con mimo, si no se rompe mejor que mejor. Se pincha la masa con un tenedor y la horneamos sin el relleno durante unos 10 minutos a 180º o hasta que coja un poco de color.

3. Preparar el relleno. El relleno tendrá estos ingredientes:

  • 500 gramos de puré de calabaza
  • 150 gramos de nata de cocinar
  • 150 gramos de leche
  • 3 gramos de preparado de especias
  • 3 huevos
  • 150 gramos de azúcar moreno
  • Vainilla natural (los granos de media vaina)
  • 1 pellizco de sal

Se mezclan todos los ingredientes hasta que quede un puré homogéneo. Cuando la masa brisa esté dorada, añadimos el preparado y volvemos a meter en el horno unos 30 minutos a 180ª. Estará hecha cuando haya cuajado (quedará como una gelatina, pero el palillo si está hecha saldrá limpio). Sacamos de horno y dejamos enfriar totalmente.

La tarta se sirve en porciones acompañada de nata, yogur o simplemente sola.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *