Bund Cake de chocolate

Bund Cake de chocolate

Espero que esta receta sea el principio de una bonita historia con un molde precioso que me regaló mi hermana de la marca Nordic Ware, unos moldes tipo chimenea de alta calidad y que surgieron de Estados Unidos. En este caso es el molde Heritage Bundt para unas 10-12 raciones.

Empezaré con una receta para todo público que le encante el chocolate y  basada en el libro Tarta perfecta de Alma Obregón.

Ingredientes:

  • 250 g. de chocolate negro
  • 2 cucharadas de cacao en polvo (tipo Valor)
  • 250 ml. de aceite de oliva suave
  • 200 g. de azúcar
  • 4 huevos L
  • 1 cucharadita extracto de vainilla
  • 300 g. de harina
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 220 ml de leche
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • Azúcar glas para decorar

Trocear el chocolate negro y derretir al baño María para que no se queme, hay que tener cuidado porque el chocolate es muy sensible y dejamos templar.

Precalentar nuestro horno a 180º

Engrasar con mantequilla o spray desmoldante nuestro molde Bund Cake.

Mezclar la leche con la cucharadita de zumo de limón y dejamos en reposo unos 10 minutos.

Tamizar la harina, la levadura y el cacao en polvo.

En un bol batir el azúcar y los huevos y añadir el aceite y seguir batiendo hasta que la mezcla sea homogénea. Añadir la mitad de la harina y la mitad de la leche y seguir batiendo y cuando los ingredientes estén integrados añadir el resto de la harina y leche y seguir batiendo, seguidamente el chocolate derretido y remover.

Echar la mezcla en nuestro molde maravilloso Nordic Ware (llenar hasta 2/3 del molde) y hornear durante 50 minutos o bien cuando consideremos podemos probar a pinchar con un palillo y comprobar que sale limpio para saber que está hecho el bizcocho.

Dejar enfriar el molde durante unos 10 minutos para desmoldar y dejar enfriar en una rejilla.

Decorar una vez frio con azúcar glas espolvoreado.

Es un bizcocho bastante denso por lo que recomiendo acompañar con café, café con leche, un batido e incluso un buen vino tinto según la ocasión.

¡Feliz Bund Cake! Por mi parte os aseguro que no será el último.