Revuelto de ajos tiernos y camagrocs

Revuelto de ajos tiernos y camagrocs

Estamos otra vez en temporada de setas, esta maravilla de la naturaleza, que ricas están, no hay nada como un rovellons (níscalos) a la brasa o a la plancha o al horno o un buen revuelto de camagrocs (trompeta amarilla), es que las comidas que solo están durante una temporada son esperadas con ganas.

No voy a ser pesada con los nombres catalanes de las setas, ya que os explique en otro post, pero son todos taaaan bonitos, es que me resultan muy muy extrañas las traducciones, pero os las he puesto entre parentesis.

Y ya en otras ocasiones hemos hecho algún revuelto de camagrocs con morcilla que podéis encontrar en el blog.

En esta ocasión os traigo otro revuelto muy fácil y con los camagrocs muy protagonistas:

  • 2 manojos de ajos tiernos
  • 250 gramos de camagrocs
  • 4 huevos camperos
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • cebollino
  • pan tostado

Limpiamos los ajos tiernos y los vamos pochando en una sartén caliente con aceite de oliva virgen extra. Mientras limpiamos los camagrocs bajo el grifo por si les queda tierra o alguna ramita y escurrimos bien. Añadimos los camagrocs a la sartén y dejamos que se hagan.

Cuando estén bien cocidos, vamos añadiendo los 4 huevos (yo voy añadiendo aquí un poquito de sal con cada uno de ellos) y los removemos bien. Cuando ya tengamos los cuatro huevos incorporados y hecho el revuelto servimos en platos indivuales.

Cortamos el cebollino fino y añadimos por encima y colocamos la tostada en el centro.

Pimientos rellenos especiales para Halloween

Pimientos rellenos especiales para Halloween

Ya tenemos aquí otra vez la noche de Halloween y necesitamos ideas para la cena y os enseñamos una receta clásica con toques de fiesta para Halloween  que darán mucho color a vuestra mesa. Seguro que  encantará a toda la familia, además no nos sobrecargaremos solo de dulce.

Ingredientes para 3-5 personas:

  • 3 pimientos de colores (amarillo, rojo y verde)
  • 250 g. de carne picada de ternera
  • ½ cebolla grande
  • 5 champiñones
  • 1 vasito de vino tinto
  • 2 dientes de ajo
  • Queso rallado (variado de 4 quesos)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano

Primero de todo picamos la cebolla y los ajos finamente.

Lavar y retirar la tierra que tengan los champiñones, y picar también a trocitos pequeños.

Añadir a una sartén un chorro de aceite y cuando esté caliente saltear el ajo con cuidado que no se nos queme,  a continuación añadir la cebolla y seguir rehogando.

Cuando tengamos la cebolla un poco dorada añadir los champiñones y posteriormente la carne picada que iremos desmenuzando poco a poco para que se integren todos los ingredientes.

Añadir sal, pimienta y orégano, seguidamente añadir el vasito de vino tinto que tendrá que reducirse. Tampoco es necesario que hagamos mucho la carne porque luego se acabará de hacer en el horno.

Lavar los pimientos de tres colores (normalmente es un paquete que ya viene así) y con un cuchillo afilado abriremos una tapa en la parte de arriba para poder rellenar, quitándole las partes blancas interiores y le daremos la forma de los ojos y la boca. Para facilitar la cocción hacer unos cortes en la parte de atrás de los pimientos.

Precalentar el horno a 190º

Ahora rellenar los pimientos a capas, primero una capa de carne y luego otra capa  de mezcla de 4 quesos que vienen en bolsita preparada, así ir rellenando los pimientos hasta arriba finalizando con queso y finalmente añadir la tapa a los pimientos.

Poner los pimientos en una bandeja de horno,  añadir un chorrito de aceite,  salar y asar al horno durante unos 40-50 minutos.

Servir calientes a la mesa, y mirar la cara de sorpresa cuando vean el plato que seguro triunfará.

¡Feliz noche de Halloween!

Calabaza espagueti

Calabaza espagueti

El pasado 30 de Septiembre estuve en la Fira de la Carbassa (Feria de la Calabaza) de Sant Feliu de Codinas y me traje para casa todo un descubrimiento: La calabaza espagueti, que es un calabaza amarilla que al cocinarla luego toma la textura de espagueti. Estos espaguetis  de calabaza es una forma vegana y  sana de comer y que puede substituir los carbohidratos.

Estamos en Otoño y ahora es tiempo de calabazas, por lo que no perdáis la oportunidad de realizar esta sencilla pero sabrosa receta.

Ingredientes:

  • 1 calabaza tipo espagueti
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen

Primero de todo precalentar el horno a 190º

Preparar una tabla de corte con un trapo debajo para que no se mueva y luego colocamos la calabaza encima y con un cuchillo grande le insertaremos un corte en medio de la calabaza y la cortaremos por la mitad.

Quitar las semillas con una cuchara hasta que queden bien limpias las mitades.

Agregar el aceite de oliva virgen cubriendo la parte interior de la calabaza.

Sazonar con sal y pimienta por todos los lados y colocar en una fuente de hornear, yo uso las de pirex de toda la vida.

Hornear durante unos 45 -55 minutos según horno, o bien probar con un cuchillo hasta que veamos que entra suavemente y nos indicará que está cocinada.

Dejar enfriar un poco para no quemarnos al manipularla.

Empezar a raspar la calabaza con un tenedor para formar las hebras que se convierten en los espaguetis de calabaza.

Ya podemos servir nuestra calabaza directamente, a la que podemos añadir un sofrito de tomate, una salsa boloñesa o la salsa que más nos guste, seguro que nos quedará muy rica y no os dejará indiferentes.

 

Espaguetis de calabacín con gambas al ajillo

Espaguetis de calabacín con gambas al ajillo

Esta receta de espaguetis de calabacín, es una de esas que se pone de moda y las empiezas a ver en restaurantes y fotos, pero está más que justificado porque lo tiene todo: una receta saludable y a la vez riquísima.

Se puede hacer de diferentes maneras: con una salsa de aguacate, con pesto, con verduras y tal como os la presento hoy, con gambas al ajillo.

Ingredientes para 2-3 personas:

  • 3 dientes de ajo
  • 200 gramos de gambas peladas
  • 2 calabacines
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Queso parmesano

Primero de todo lavamos los calabacines y les cortamos la punta. Los pasamos por las cuchillas del espiralizador para hacer las tiras de los espaguetis (este pequeño accesorio nos va a ayudar muchísimo, lo podéis encontrar en Amazon de muchos tipos, el mío es Weinas y vale 7,50€).

En una sartén ponemos a calentar el aceite y añadimos los ajos, picados muy finos (con prensa ajos ideal), luego añadimos las gambas y las vamos dorando. Cuando ya estén hechas añadimos el calabacín y la sal y refreímos 3 minutos.

Con 3 minutos será suficiente, así conseguimos que queden calientes, pero sin que dejen de ser crujientes, si los dejamos mucho más empezarán a soltar agua y quedar cocidos y perderían un poco la gracia.

Por último, servimos y echamos un poco de queso parmesano por encima.

Esta recetas ya se ha quedado fija en nuestros menús, seguro que también se quedará en los vuestros.

Me han comentado que venden los calabacines ya hechos espagueti en algún centro comercial, no los he probado, pero seguro que están muchos más frescos recién cortados y desde luego es mucho más ecológico al evitar plásticos, la inversión del espiralizador es muy poca y es de una de las cosas que se le saca partido, así que animaros a comprarlo.

Brócoli con pasta para tupper

Brócoli con pasta para tupper

La mayoría hemos vuelto de vacaciones y como en mi caso tenemos que volver a preparar el tupper para el trabajo. La verdad es que a veces se nos acaba la imaginación y no sabemos que preparar por lo que aquí os dejo una receta fácil y sana.

La receta es para 2 personas:

  • 1 brócoli
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen
  • 100 g. de macarrones
  • 100 g. mezcla 4 quesos rallado
  • Nata de cocinar
  • Parmesano (opcional)

Primero de todo hervimos la pasta con sal según los minutos que nos indique el paquete, (a mí me gusta más al dente), escurrir y reservar. Si cuando hervimos la pasta añadimos un chorrito de aceite no se nos pegará la pasta.

Mientras hervimos la pasta cortamos y limpiamos el brócoli, veréis que son como pequeños arbolitos, si no son muy grandes los dejamos así sino los cortamos por la mitad, también los hervimos pero con poca agua  para que no se deshaga cuando lo mezclemos con la pasta.

Pelamos 2 dientes de ajo y ayudándonos con un prensa ajos lo reducimos, seguidamente los añadimos a una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen y salteamos, añadir un chorrito de nata de cocinar y  la mezcla de queso rallado para crear una salsa. Añadir la pasta escurrida y mezclar, y por último añadir el brócoli mezclando muy suavemente.

Al momento de servir podemos añadir un poco más de mezcla de queso rallado o si tenemos unas lascas de parmesano todavía mejor para potenciar su sabor.

Si podéis resistir y no comer este plato de inmediato lo añadís a vuestro tupper para el día siguiente.