Torrada de caballa marinada (Verat o Barat)

Torrada de caballa marinada  (Verat o Barat)

Hoy hablaremos de un pescado azul que bien le podéis llamar caballa, verat o barat (en catalán barato), y hace honor a su nombre porque ciertamente es así y lo encontraréis en vuestra pescadería a buen precio. Un pescado muy apreciado por su sabor y por su aporte en omega 3 y otras vitaminas importantes como B, A, D, potasio, hierro, magnesio, fosforo y yodo, con una cocción muy corta pero en contrapartida tiene bastantes espinas, por lo que pedirle a vuestro pescadero de confianza que os las deje bien limpias.

Para evitar el anisakis recomendamos congelar el pescado mínimo 24 horas.

Ingredientes para 8 torradas:

  • 2 unidades de caballa o verat
  • Sidra o cava
  • 1 tarrina de queso a las finas hierbas
  • Pan de cereales
  • Confitura de tomate
  • Cebollino
  • Germinados

 

Tendremos nuestra caballa o verat desespinado y cortado a lomos.

En una bandeja no muy honda colocar los lomos de caballa y añadir sidra o cava (según vuestro gusto o lo que dispongas) hasta cubrir, es lo que llamamos marinar y lo haremos durante una hora aproximadamente.

Cortamos en bruinose unas cuantas ramas de cebollino y mezclar con la crema de queso.

Para la torrada he elegido un pan de centeno crujiente de la marca Wasa, para mí ideal para esta receta.

Una vez marinada la caballa, escurrir y acabar de filetear en láminas y reservamos.

Procedemos a montar nuestra torrada en el siguiente orden:

Pan de cereales, crema de queso con cebollino mezclado, las láminas de caballa, una cucharadita de confitura de tomate y acabar decorando con germinados.

Este verano 2018 tenemos un calor sofocante y necesitamos recetas que no tengamos que encender la cocina ni el horno, por lo que animaros a visitar vuestra pescadería y sorprender con esta receta fresca.

Tartar de salmón con aguacate y tomate

Tartar de salmón con aguacate y tomate

Esta receta es una adaptación del tartar de salmón y aguacate del xef Pep Nogué, pero con alguna variación. Por ejemplo, he quitado las alcaparras (lo siento, no puedo con vosotras) y he añadido los tomates escaldados (a mi parece que quedan genial en la receta). También he usado cebolla tierna ya que no siempre hay oportunidad de comprar escalonias.

Es una receta fantástica, además de que queda muy bien presentada, está buenísima, ya que queda muy melosa al paladar y es un plato fresco y ligero.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gramos de salmón fresco (previamente congelado durante una semana y descongelado para evitar anisakis)
  • 200 gramos de salmón ahumado
  • 2 tomates gazpacheros
  • 4 aguacates maduros
  • 60 gramos de pepinillos
  • 1/2 cebolla tierna

Para el aliño

  • 200 gramos de aceite de oliva
  • 1 limón (en zumo, 60 gramos)
  • 2 cucharaditas de salsa Perrins
  • 2 cucharaditas de tabasco verde
  • 2 cucharaditas de mostaza antigua
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • Sal
  • Pimienta

Para acompañar (opcional, aunque acompaña muy bien)

  • Ensalada de brotes tiernos
  • Manzana verde

Primero de todo calentamos agua para escaldar los tomates y poder pelarlos.

Mientras cortamos el salmón fresco en dados, retirando la piel. Cortamos el salmón ahumado en trocitos. Cortamos en trocitos pequeños los pepinillos, la cebolleta, y los aguacates. Cortamos en dados los tomates ya pelados. Mezclamos todo.

Preparamos la vinagreta, mezclando todos los ingredientes muy bien. Comprobamos el punto de sal y pimienta.

Lavamos la ensalada de brotes y añadimos una manzana pelada y cortada en trocitos.

Para presentar el plato es ideal usar un aro para poder colocar el tartar en círculo. Después añadimos la ensalada al lado con los trocitos de manzana. Por último añdimos unas cucharadas de la vinagreta por encima.

Os aseguro que será un plato que repetiréis y que quedaréis como reyes con vuestros invitados.

Potaje de vigilia

Potaje de vigilia

El potaje de vigilia es un plato típico  que tradicionalmente se ha servido los viernes santo y viernes de cuaresma en España. Debido a la prohibición religiosa de comer carne en este período, este plato se añadió al recetario popular y que todavía hoy día mantiene la tradición en Semana Santa.

Se substituía la carne por otros ingredientes  fáciles pero con gran aporte de proteína como los garbanzos, el bacalao y las espinacas.

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 g. de garbanzos cocidos
  • 400 g. de espinacas frescas
  • 2 trozos grandes de bacalao desalado
  • ¼ de pimiento rojo
  • 400 ml. de caldo de verduras
  • 4 cucharadas de tomate triturado
  • 1 puerro
  • ½ cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos cocidos
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra

Primero empezamos por los garbanzos, si elegimos los garbanzos crudos tendremos que dejarlos toda la noche anterior en remojo, al día siguiente los escurrimos y se ponen en una olla con agua, sal, un chorrito de aceite y cocer en olla a presión durante 20 minutos.

Si son garbanzos cocidos tan solo lavar bien con agua en un escurridor y cocer de manera tradicional durante  unas 2 horas.

Cocer los huevos con un chorrito de vinagre durante unos 12 minutos. Pelar cuando templen un poco y reservar.

Cortar el bacalao en taquitos, teniendo cuidado que no queden espinas.

Lavar y escurrir las espinacas.

Picar  la cebolla, la zanahoria y el pimiento rojo.

Poner una olla al fuego con  un buen chorro de aceite de oliva, añadir todas las verduras anteriores y sofreír.

Picar el puerro y el ajo y añadir a la olla (no hace falta que sea muy pequeños los trozos, ya que luego lo pasaremos por el pasapurés). Salpimentar.

Añadir el tomate triturado y sofreír para integrar con el resto.

Añadir el caldo de verduras y el pimentón rojo de la Vera y dejamos cocer a fuego medio durante unos 15 minutos, si vemos que pierde caldo le podemos añadir un poco más.

Cuando tengamos las verduras hechas pasar todo por un pasapurés y volver a poner en la olla a fuego medio.

Cuando vuelva a hervir añadir las espinacas y  dejar unos 3 minutos, después agregar los taquitos de bacalao y seguir cociendo durante unos 3 o 4 minutos más, añadir los garbanzos. No remover mucho para no romper el bacalao. Añadir sal si hace falta.

Dejar cocer hasta que vuelva a hervir y apagar el fuego.

Emplatar con un huevo cortado encima del potaje con un chorrito de aceite de oliva virgen.

¡A disfrutar de este plato de cuchara y de vigilia de Semana Santa!

Aprovecho para recomendaros pasar por otro post muy popular en estas fechas de Semana Santa que son las Torrijas y  Torrijas de leche

 

 

 

Cazón en adobo

Cazón en adobo

Esta receta me lleva de vuelta  a un viaje por tierras Gaditanas que hice hace unos años, y probamos la tapa de cazón en adobo que para mí  fue una grata sorpresa y que hoy voy a compartir con vosotros.

Tenéis que saber que el cazón es un pescado que se encuentra fácilmente y a buen precio en las pescaderías,  aparte también lo podemos encontrar con otros nombres como marrajo, jaquetón, bienmesabe o musola

Es un pescado blanco, sin apenas grasa, se aprovecha casi todo, pues no tiene espinas, solo un hueso central que facilita cocinarlo.

Ingredientes para 4 personas:            

  • 300 g. de cazón
  • 200 ml. de agua
  • 200 m. de vinagre de Jerez
  • Una cucharada de pimentón rojo dulce
  • 20 g de sal
  • Una cucharada de orégano seco
  • 2 g. de comino molido
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • Zumo de ½ limón
  • 1 ñora
  • Harina de trigo (especial para frituras)

Pediremos en nuestra pescadería que nos  preparen el cazón sin la espina central  y a tacos que es como se prepara hoy en día,  tal y como veréis en nuestra foto, también le quitaremos las telillas negras así como si tiene ternillas o partes feas las eliminaremos.

Preparamos un recipiente donde colocaremos los tacos de cazón junto con los ingredientes secos como la sal, pimentón, orégano, comino, los dos dientes de ajo golpeados, laurel y la ñora troceada, después cubrimos con el vaso de vinagre de Jerez, el zumo de limón y el agua  y remover.

Dejamos reposar durante al menos 8 horas, podemos aprovechar la noche para ello.

Después escurrimos y secamos con papel de cocina absorbente, pasamos por harina especial para frituras y freír en aceite de oliva virgen bien caliente, retirar con una espumadera, dejar escurrir de nuevo en papel absorbente. Tienen que quedar los tacos dorados y crujientes por fuera y jugoso el pescado interior. Servir para comer de inmediato.

Podéis acompañar con una mayonesa fina especiada con pimentón rojo dulce y picante mezclado.

 

 

 

 

 

 

Vasitos de emulsión de patata con pulpo

Vasitos de emulsión de patata con pulpo

Esta receta está para chuparse los dedos, cuando la conocí pensé que donde se ponga el pulpo gallego tradicional no hay nada, pero desde que la hice se ha convertido en una receta imprescindible de los aperitivos. No dudéis en probarla, porque triunfaréis.

Ingredientes:

Para la emulsión de patata con pulpo:

  • 1.500 ml de agua
  • 1 hojas de laurel
  • Sal
  • 500 g de patatas para cocer
  • 200 g de nata para montar
  • 30 g de aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta
  • 2 patas de pulpo cocido

Para el aceite de pimentón:

  • 80 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • ½ cucharada de pimentón picante
  • Sal gorda

Primero ponemos el pulpo a cocer, podéis ver como hacerlo en nuestra receta de pulpo gallego. Si no queréis cocerlo podéis comprar el pulpo ya cocido. Una vez hecho lo cortamos en rodajas.

Ponemos en el vaso el agua y el laurel y programamos 12 minutos, 100º, velocidad 1.

Pelamos las patatas y las ponemos en el cestillo, añadimos sal y colocamos el cestillo en su posición. Cocemos 20 minutos, varoma, velocidad 1.

Acabado el tiempo tiramos el agua y ponemos en el vaso vacío las patatas cocidas, la nata, sal y pimienta y programamos 2 minutos,70º, velocidad 1.

La pasta que nos quede la ponemos en una manga pastelera, que nos ayudará a rellenar los vasitos limpiamente.

Lavamos el vaso y secamos bien. Añadimos el aceite y lo calentamos 1 minuto, 100º, velocidad 1. Añadimos el pimentón dulce y el pimentón picante y la sal. Mezclamos 10 segundos, velocidad 3.

Ahora ya podemos montar los vasitos: llenamos un poco más de la mitad con la emulsión de patatas, ponemos 3 trozos de pulpo encima (si lo ponemos de lado se ve mejor) y añadimos una cucharadita del aceite que hemos preparado.

Esta receta se sirve caliente bien recién hecha o bien si nos interesa prepararla previamente, calentaremos los vasitos en el microondas antes de servirlos.