Hamburguesas caseras

Hamburguesas caseras

Las hamburguesas tienen mala fama de comida basura, pero nada más lejos de la realidad, si no abusamos y además las hacemos en casa con buenos ingredientes, las podemos hacer de vez en cuando sin problema.

Para no tener que hacerlo todo en último momento, por si las queremos hacer por ejemplo un día de fútbol o con amigos y no tener que perder tanto tiempo (aunque no es demasiado) o no tener que ensuciar, podemos preparar la masa cuando compremos la carne y dejarla congelada ya con la forma de hamburguesas o minihamburguesas.

Para la masa de 8 hamburguesas o 16 minihamburguesas:

  • 500 g de carne picada (de pollo, de ternera, o mixta)
  • 1 cebolla pequeña (opcional)
  • 90 ml de leche
  • 30 g de pan rallado
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 1 huevo
  • Perejil fresco
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Para montar la hamburguesa:

  • Panecillos de hamburguesa
  • La masa anterior cocinada
  • Queso cheddar
  • Cebolla caramelizada (también tenéis la receta en el blog)
  • Una hojas de ensalada gourmet o la que más nos guste
  • Brotes de soja
  • Ketchup
  • Mostaza

Para las patatas fritas:

  • 4 patatas de freír
  • Aceite de oliva
  • Sal

Para la salsa brava especial Belén:

  • 3 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de tomate natural
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 2-3 gotitas de tabasco

Pelamos la cebolla y la colocamos en el vaso. Programamos 5 segundos, velocidad 4. Reservamos. (este paso lo podemos omitir si no queremos cebolla incorporada a la carne, pero no dejéis de probarlo ya que que quedan muy buenas). Sin Thermomix se trata de picar finamente la cebolla.

Sin lavar el vaso, añadimos el pan de molde y programamos 5 segundos, velocidad 4. Añadimos la leche y el huevo y mezclamos 10 segundos, velocidad 3. Sin Thermomix se trata de picar el pan de molde finitio y mezclar bien los ingredientes.

Añadimos la carne picada (en este caso he usado mixta de ternera y cerdo, pero podéis hacerlas de la carne que queráis) , la cebolla que teníamos reservada, y el pan rallado. Añadimos sal y pimienta al gusto y el perejil picado finamente. Mezclamos a velocidad 3 hasta que esté bien mezclada la masa. Sin Thermomix se trata de mezclar bien la masa.

Dejamos la masa en la nevera durante el tiempo que pelamos las patatas y las cortamos de la forma que más nos guste, en este caso yo las hago a dados. Freímos en abundante aceite de oliva. Las salamos al gusto cuando las saquemos.

Hacemos la salsa brava: mezclamos bien todos los ingredientes con una cuchara.

Por último, sacamos la masa de la nevera y cogemos porciones a las que daremos forma de hamburguesa y las hacemos en la sartén o en la plancha con un poco de aceite de oliva. Una vez estén ya hechas colocamos el queso cheddar inmediatamente encima para que se funda con el calor.

Y por último montamos las hamburguesas todas iguales: abrimos el panecillo, colocamos la carne con el queso, la cebolla caramelizada, unas hojas de ensalada, lo brotes de soja, 3-4 gotas de ketchup, 3-4 gotas de mostaza.

Y presentamos el plato: las hamburguesas, un cono de patatas fritas o un pequeño recipiente y un bol con la salsa brava.

A disfrutar.

Champiñones rellenos de mantequilla a la bourguignon

Champiñones rellenos de mantequilla a la bourguignon

La mantequilla bourguignon es una mantequilla aromatizada típica de la cocina francesa,que se puede usar sobre carne, pescado o patata, para espesar y aromatizar una salsa y que es muy típica también para rellenar caracoles o unos champiñones.

Ingredientes para una bandeja de champiñones rellenos:
30 champiñones
3 dientes de ajo
1 trozo de puerro
20 g de perejil
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de pimiento
200 g de mantequilla

Limpiamos los champiñones y quitamos totalmente el tronco.

Ponemos en el vaso todos los ajos, el puerro, el perejil, la sal y la pimienta y programamos 5 segundos, velocidad 5.

Bajamos todo al fondo y volvemos a programar 5 segundos, velocidad 7.

Programamos sin tiempo, velocidad 3, y vamos añadiendo poco a poco la mantequilla a trozos.

Ponemos la mantequilla a la Bourguignon en una manga pastelera y rellenamos los champiñones.

Horneamos unos 8 minutos a 200ª o hasta que tengan un color dorado.

 

Brochetas de langostinos con crujiente de kikos

Brochetas de langostinos con crujiente de kikos

Las brochetas de langostinos con crujiente de kikos es una receta ideal para los aperitivos de fiestas y navidades. En esta receta aportamos que los langostino se hacen en varoma y no hace falta freír, por lo que va muy bien para tenerlos preparados un rato antes y solo calentarlos en el horno en el último minuto.

Ingredientes para 24 brochetas:

  • 100 g de maíz frito (kikos)
  • 24 langostinos
  • 300 de agua para el vapor
  • 1 clara de huevo batida

Poner el maíz (kikos) en el vaso y triturar 10 segundos, velocidad 5-10. Reservar.

Pelamos los langostinos, quitamos el lomo negro y los insertamos en un palo para brocheta. Los vamos colocando en el recipiente varoma. Ponemos el agua en el vaso, colocamos el varoma y programamos 10 minutos, varoma, velocidad 1.

Pasamos cada langostino por la clara de huevo batida y rebozamos con el polvo de kikos.

Se pueden comer solos o mojando en una salsa de soja, o una salsa de mayonesa con mostaza
o un salsa de caramelo líquido con soja y cola, o una salsa tártara. Podeis probar con una cada vez.

Las cabezas no se tiran, podéis aprovechar para hacer un fumet, que luego nos vendrá muy bien para un arroz.

Panettone

Panettone

Este año también me he liado a hacer Panettone, hay que decir que un poco tarde, pero al menos llego a Noche Vieja. Estaba haciendo la fotos y tenía mis pajarillos detrás esperando para hacer la cata, que nervios, porque si no sale bien no hay piedad, pero al probarlo todos dijeron: ¡es Panettone! Menos mal, porque olía a Panettone, tenía forma de Panettone… si no llega a saber a Panettone… Es la primera vez que lo hago y estoy encantada con el resultado.

Con esta receta te saldrán 3 panettones para moldes de 12 cm o 2 si son más grandes como en mi caso, que son de 14 cm:

Masa madre:

  • 70 g de leche
  • 20 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 g de harina de fuerza

Relleno:

  • 300 g de pasas (también podéis hacerlo de fruta escarchada, frutos secos…)
  • 50 g de ron (o brandy o coñac)

Masa:

  • 100 g de azúcar
  • la piel de una naranja
  • 60 g de leche
  • 30 g de miel
  • 2 huevos medianos
  • 30 g de levadura fresca
  • 30 g de agua de azahar
  • 450 g de harina de fuerza
  • 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.

Ponemos en el vaso todos los ingredientes de la masa madre y programamos 15 segundos, velocidad 4. Retiramos del vaso, damos forma de bola y la metemos en un bol con agua templada. Estará lista cuando flote en el agua, puede ser más o menos 15 minutos.

Ponemos las pasas en un bol regadas con el ron. Si usamos frutos secos o fruta escarchada estará bien hacerlos en trozos pequeños, 3 segundos, velocidad 3. Reservamos

Ponemos el azúcar en el vaso y la piel de la naranja y pulverizamos 30 segundos velocidad 5-10. Vamos añadiendo el resto de ingredientes menos la mantequilla: la masa madre, la leche, la miel, 2 huevos, la levadura, el agua de azahar, la harina de fuerza y la sal. Programamos 3 minutos, velocidad espiga.

Cuando acabe, programaos 2 minutos más a velocidad espiga y ahora si, vamos añadiendo la mantequilla a trocitos pequeños por el bocal.

Dejamos reposar la masa dentro del vaso 45 minutos aproximadamente o hasta que doble su volumen.

Colamos las pasas y cuando la masa haya doblado el volumen programamos 1,5 minutos, velocidad espiga y vamos añadiendo las pasas.

Volcamos la masa en una superficie enharinada y hacemos 3 trozos, intentando que las pasas queden repartidas y le damos forma de bola. Metemos en los moldes para Panettone, que deberán quedar llenos hasta la mitad. La masa que nos quedará es muy blanda y elástica.

Pintamos con el huevo batido y hacemos un corte en forma de cruz. Dejamos levar hasta que doblen su volumen y ya sobresalgan un poco del molde. La receta original ponía que en una hora aproximadamente estaría, pero en una hora solo había subido un poquito así que lo dejé 3 o 4 horas y entonces si, ya sobresalía del molde.

Hornear a 180º aproximadamente durante 40 minutos. Si vemos que se doran mucho por arriba, les ponemos un papel de aluminio por encima, yo lo hice pero no estuve controlando mi horno, así que no me di cuenta que el aluminio se había volado con el aire y al final me quedaron un poco dorados.

Por último de sacan del horno y se dejan enfriar boca abajo. Para ello los pinchamos a dos dedos de la base con unos palillos largos o con un tenedor para panettones y colocamos entre dos superficies (por ejemplo dos ollas altas) boca abajo sin que toque hasta que se enfrien.

El Panettone se come como desayuno o como postre y se toma con chocolate o con vino dulce.

Nubes de gelatina

Nubes de gelatina

Las nubes son una de las gominolas más famosas que existen, te pasas años comiéndolas sin preguntarte mucho de que están hechas y ni te planteas hacerlas tu. Hacerlas en casa es toda una sorpresa.

Ingredientes para 50 nubes aproximadamente:

  • 2 sobres de gelatina neutra (20 gramos)
  • 200 g de agua
  • 300 g de azúcar
  • 1 sobre de gelatina en polvo de sabor fresa
  • 50 g de azúcar glas

Poner en el vaso la gelatina neutra, el agua y el azúcar. Programar 5 min, 100º, velocidad 2.

Añadir la gelatina de sabor y mezclar 10 segundos, velocidad 4. Retirar el vaso y dejar enfriar durante 1,5 horas (no hace falta pasar a un bol, se enfría en el mismo vaso, ya que lo batiremos después)

Una vez pasado el tiempo, colocamos de nuevo el vaso en la máquina y programamos 6 minutos, velocidad 5. Vertemos en un molde al que le habremos puesto previamente un papel film para poder desmoldar después.

Dejar reposar 12 horas aproximadamente. Después desmoldar sobre una tabla o superficie espolvoreada con azúcar glass y quitar el film.

Cortar en rectángulos más o menos iguales y rebozar con azúcar glass.

Salen bastantes nubes, pero no os preocupéis porque os van a salir más amigos que con los Donetes 😉

Esta receta no es que no se pueda hacer sin Thermomix, pero desde luego es de esas recetas que nuestra máquina nos ayuda a hacer de forma rápida y limpia. Si no tenéis máquina, más paciencia para mezclar bien, controlar la temperatura y batir bien en el último punto antes de verter en el molde.