Pastel Mousse de turrón de jijona

Pastel Mousse de turrón de jijona

Esta receta tenía muchas ganas de hacerla pero con más motivo por lo que os voy a contar. Todo ha venido porque a mi amiga y compañera Mar que comemos juntas cada día en el trabajo le sobraba una pastilla de turrón de jijona y va y me dice: A ver si me haces un postre con esta pastilla de turrón, y claro ahí se me encendió el chip para preparar esta tarta y que mejor ocasión que para celebrar su cumpleaños y así ya finiquitamos la dichosa pastilla de turrón, jajaja. La verdad es que en nuestra oficina después de las fechas Navideñas no hay quien haga dieta y es que nos van más los dulces que a un tonto un lápiz.

Ingredientes para un molde de 25 cm.

  • 200 g. galletas tipo María
  • 75 g. de mantequilla
  • Una barra de turrón de jijona
  • 2 huevos
  • 50 g. de azúcar
  • 400 ml. de nata para montar
  • 100 ml. de leche
  • 6 hojas de gelatina
  • Crocanti de almendra (opcional)

Primero de todo pondremos las hojas de gelatina a hidratar en un bol de agua fría.

Picar el turrón de jijona con cuchillo lo más finamente posible y reservar.

Triturar las galletas tipo María con el accesorio picador de la batidora o en el caso de no tener, podemos hacerlo con un rodillo poniéndolas dentro de una bolsa primero.

Poner la mantequilla en un pequeño recipiente y deshacer en el microondas.

Después juntar y mezclar bien los dos ingredientes (galletas y mantequilla).

Colocar en el molde elegido papel de horno para que luego nos sea más fácil desmoldar, verter la base preparada, apretarla bien y seguidamente guardar en el frigorífico hasta que tengamos el resto de elaboraciones.

Con una batidora de varillas montar la nata en un bol que este frio y seco, y por otra parte en otro bol las claras de huevo que también deben estar frías para que se monten mejor y guardar refrigerados los dos boles.

Poner al fuego un cazo en el que añadiremos las yemas de huevo, el azúcar y la leche y dejaremos cocer unos cinco minutos a fuego lento y vigilando que no se cuaje ni se enganche.

Después de retirar del fuego añadir las hojas de gelatina bien escurridas y remover hasta que se disuelvan. Añadir el turrón que tenemos desmenuzado y remover hasta que se deshaga completamente, esto costará un poco pero nos ayudará el calor residual.

Cuando la crema esté atemperada incorporar poco a poco la nata y las claras de huevo que tenemos reservadas en el frigorífico, y remover con movimientos envolventes hasta que estén los ingredientes integrados.

Ya podemos añadir la mezcla al molde con la base de galleta y alisar, en pocos momentos veremos que empieza a cuajar pero necesitará unas horas de nevera para que esté para poder cortar y servir. Cuando haya cuajado un poco podemos añadir por los bordes un poco de crocanti azucarado que le va de maravilla a esta tarta. (Compré una bolsita que venden en Mercadona)

También quedaría muy bien servido en moldes individuales.

Y ahora con mucho cariño vuelvo a felicitar a la guapa cumpleañera ¡Felicidades Mar!

 

Árbol de Navidad de hojaldre y chocolate

Árbol de Navidad de hojaldre y chocolate

Todavía estamos en modo “on Navidad” y hoy subo mi último post del año cumpliendo mi objetivo. Espero que os hayan gustado las recetas del 2.018.

La receta de hoy la hemos visto por la red un montón de veces y este año la estamos viendo en un anuncio constantemente por televisión, por lo que al final ya era obligado tener que hacerla.

Ingredientes:

  • 2 masas de hojaldre rectangulares
  • 150 g. de chocolate negro
  • 50 g. de mantequilla sin sal
  • 1 huevo

Precalentar el horno con calor arriba y abajo a 200º

Extender una de las láminas de hojaldre sin quitar el papel vegetal que lleva en el pack sobre vuestra bandeja de horno.

Fundir a baño María el chocolate troceado junto la mantequilla,  remover hasta que esté totalmente disuelto y dejar enfriar un poco. (También podéis hacerla con crema de cacao directamente)

Pintar la lámina de hojaldre que tenemos extendida  con la crema de chocolate ayudándonos con una espátula.

Cubrir con la segunda lámina de hojaldre, ¡ojo con este paso! Ya que una vez colocada la lámina de hojaldre encima ya no la podremos volver a mover.

Cortar las masas con un cuchillo afilado dando forma de árbol de Navidad. Con un cortapastas en forma de estrella las cortaremos y añadiremos para decorar el árbol. A los lados del árbol le haremos con el cuchillo las ramas y las retorceremos como un tirabuzón, tener cuidado de dejar un espacio central.

Batir el huevo y pintar con un pincel especial de silicona todo el árbol y las estrellas.

Hornear a 200º durante unos 15 minutos.

No tirar el sobrante del hojaldre,  podemos hacer otra hornada con los restos y hacer más tirabuzones o más estrellas, sin olvidar pasarle por encima huevo batido.

Una receta perfecta para elaborar en familia y por supuesto disfrutar comiendo este rico postre.

¡Feliz Navidad 2018!  Y una muy buena entrada de año 2.019

Panettone

Panettone

Este año también me he liado a hacer Panettone, hay que decir que un poco tarde, pero al menos llego a Noche Vieja. Estaba haciendo la fotos y tenía mis pajarillos detrás esperando para hacer la cata, que nervios, porque si no sale bien no hay piedad, pero al probarlo todos dijeron: ¡es Panettone! Menos mal, porque olía a Panettone, tenía forma de Panettone… si no llega a saber a Panettone… Es la primera vez que lo hago y estoy encantada con el resultado.

Con esta receta te saldrán 3 panettones para moldes de 12 cm o 2 si son más grandes como en mi caso, que son de 14 cm:

Masa madre:

  • 70 g de leche
  • 20 g de levadura fresca
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 130 g de harina de fuerza

Relleno:

  • 300 g de pasas (también podéis hacerlo de fruta escarchada, frutos secos…)
  • 50 g de ron (o brandy o coñac)

Masa:

  • 100 g de azúcar
  • la piel de una naranja
  • 60 g de leche
  • 30 g de miel
  • 2 huevos medianos
  • 30 g de levadura fresca
  • 30 g de agua de azahar
  • 450 g de harina de fuerza
  • 100 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.

Ponemos en el vaso todos los ingredientes de la masa madre y programamos 15 segundos, velocidad 4. Retiramos del vaso, damos forma de bola y la metemos en un bol con agua templada. Estará lista cuando flote en el agua, puede ser más o menos 15 minutos.

Ponemos las pasas en un bol regadas con el ron. Si usamos frutos secos o fruta escarchada estará bien hacerlos en trozos pequeños, 3 segundos, velocidad 3. Reservamos

Ponemos el azúcar en el vaso y la piel de la naranja y pulverizamos 30 segundos velocidad 5-10. Vamos añadiendo el resto de ingredientes menos la mantequilla: la masa madre, la leche, la miel, 2 huevos, la levadura, el agua de azahar, la harina de fuerza y la sal. Programamos 3 minutos, velocidad espiga.

Cuando acabe, programaos 2 minutos más a velocidad espiga y ahora si, vamos añadiendo la mantequilla a trocitos pequeños por el bocal.

Dejamos reposar la masa dentro del vaso 45 minutos aproximadamente o hasta que doble su volumen.

Colamos las pasas y cuando la masa haya doblado el volumen programamos 1,5 minutos, velocidad espiga y vamos añadiendo las pasas.

Volcamos la masa en una superficie enharinada y hacemos 3 trozos, intentando que las pasas queden repartidas y le damos forma de bola. Metemos en los moldes para Panettone, que deberán quedar llenos hasta la mitad. La masa que nos quedará es muy blanda y elástica.

Pintamos con el huevo batido y hacemos un corte en forma de cruz. Dejamos levar hasta que doblen su volumen y ya sobresalgan un poco del molde. La receta original ponía que en una hora aproximadamente estaría, pero en una hora solo había subido un poquito así que lo dejé 3 o 4 horas y entonces si, ya sobresalía del molde.

Hornear a 180º aproximadamente durante 40 minutos. Si vemos que se doran mucho por arriba, les ponemos un papel de aluminio por encima, yo lo hice pero no estuve controlando mi horno, así que no me di cuenta que el aluminio se había volado con el aire y al final me quedaron un poco dorados.

Por último de sacan del horno y se dejan enfriar boca abajo. Para ello los pinchamos a dos dedos de la base con unos palillos largos o con un tenedor para panettones y colocamos entre dos superficies (por ejemplo dos ollas altas) boca abajo sin que toque hasta que se enfrien.

El Panettone se come como desayuno o como postre y se toma con chocolate o con vino dulce.

Bizcocho de calabaza y coco

Bizcocho de calabaza y coco

Todavía podemos encontrar unas calabazas preciosas y vamos a preparar un bizcocho jugoso y súper húmedo buenísimo. A mí me encanta el coco y el sabor con la calabaza combina muy bien.

Tengo una buena noticia para esta tarta y es que la podéis preparar tan solo con una varilla manual, no hará falta un batidor eléctrico. Más que nada por si lo habéis pedido a los Reyes y todavía no la tenéis. 😉

Para esta receta he usado un molde redondo de 20 cm. de diámetro.

Ingredientes:

  • 400 g. de calabaza tipo butternut o cacahuete
  • 100 g. de aceite de girasol
  • 3 huevos L
  • 150 g. de azúcar moreno
  • 100 g. de coco rallado
  • 100 g. de harina
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • Una pizca de sal
  • ½ limón (solo la ralladura)
  • Azúcar glas (opcional para espolvorear)
  • Mantequilla (para engrasar)

Para potenciar el sabor de la calabaza la partiremos por la mitad y la pondremos en el horno a asar a 180º durante unos 40 minutos.  Cuando podamos manipularla extraer la pepitas y luego la carne que chafaremos con un  tenedor y reservaremos. Yo suelo hacerlo el día de antes así ya la tenemos a temperatura ambiente. Acordaros de pesar la cantidad que son 400 gramos, si os sobra podéis aprovechar para hacer una crema de calabaza.

Ahora ya estamos preparados para empezar nuestra tarta de calabaza y coco.

Precalentar el horno a 175º arriba y abajo.

Poner en un bol la calabaza, añadir el aceite de girasol y mezclar con una varilla manual hasta que esté bien integrado.

Añadir los 3 huevos y la sal y seguir mezclando con varilla (recordar que es manual, es la gracia de esta tarta que no necesitamos ningún aparato sofisticado y cualquiera de vosotros podrá realizarla sin problema).

Ahora añadir el azúcar moreno, el coco, la harina y la levadura tamizadas. Cuando esté integrado todo añadir la ralladura del ½ limón y mezclamos con varilla o espátula.

Engrasar vuestro molde con mantequilla y añadir la mezcla. La cocción de este bizcocho estará entre 30 – 45 minutos (ya sabéis que cada horno es un mundo y tendréis que vigilar). Pinchar con una brocheta en el centro del bizcocho y si sale húmedo le falta tiempo todavía, y si sale limpia ya estará.

A esta tarta le va que ni pintado una crema de queso al igual que a otra de nuestras tartas del blog Carrot Cake, pinchado en el enlace encontraréis la receta de esta crema que está para chuparse los dedos.

Si no deseáis cubrir con la crema de queso, espolvorear un poco de azúcar glas y os quedará también espectacular.

¡Os va a encantar!  Ya me lo diréis.

Nubes de gelatina

Nubes de gelatina

Las nubes son una de las gominolas más famosas que existen, te pasas años comiéndolas sin preguntarte mucho de que están hechas y ni te planteas hacerlas tu. Hacerlas en casa es toda una sorpresa.

Ingredientes para 50 nubes aproximadamente:

  • 2 sobres de gelatina neutra (20 gramos)
  • 200 g de agua
  • 300 g de azúcar
  • 1 sobre de gelatina en polvo de sabor fresa
  • 50 g de azúcar glas

Poner en el vaso la gelatina neutra, el agua y el azúcar. Programar 5 min, 100º, velocidad 2.

Añadir la gelatina de sabor y mezclar 10 segundos, velocidad 4. Retirar el vaso y dejar enfriar durante 1,5 horas (no hace falta pasar a un bol, se enfría en el mismo vaso, ya que lo batiremos después)

Una vez pasado el tiempo, colocamos de nuevo el vaso en la máquina y programamos 6 minutos, velocidad 5. Vertemos en un molde al que le habremos puesto previamente un papel film para poder desmoldar después.

Dejar reposar 12 horas aproximadamente. Después desmoldar sobre una tabla o superficie espolvoreada con azúcar glass y quitar el film.

Cortar en rectángulos más o menos iguales y rebozar con azúcar glass.

Salen bastantes nubes, pero no os preocupéis porque os van a salir más amigos que con los Donetes 😉

Esta receta no es que no se pueda hacer sin Thermomix, pero desde luego es de esas recetas que nuestra máquina nos ayuda a hacer de forma rápida y limpia. Si no tenéis máquina, más paciencia para mezclar bien, controlar la temperatura y batir bien en el último punto antes de verter en el molde.