Fideos Yakisoba

Fideos Yakisoba

Últimamente estamos muy internacionales y venimos con otra entrega de la categoría de Recetas del Mundo, no olvidéis dar una vuelta por esta sección para ver más recetas que tenemos disponibles.

Nos encanta la cocina Japonesa y vamos a reproducir uno de los platos más populares de Japón, son los típicos fideos Yakisoba, está vez con pollo aunque lo podéis acompañar con la carne que más os guste. Un plato que encantará a toda la familia, incluso a los niños y los más reacios a probar cosas diferentes.

Fideos “Soba” es la palabra para el trigo sarraceno o alforfón, pero ojo los celíacos porque puede parecer que no lleva gluten pero lleva alguna parte de harina de trigo común.

Ingredientes para 4 personas:

  • 300 g. de fideos soba
  • 2 zanahorias ralladas
  • ½ calabacín
  • ½ pimiento rojo
  • ½ cebolla
  • 3 trozos de pollo de la pechuga
  • Aceite
  • Salsa yakisoba
  • Salsa bulldog o tonkatsu

Primero de todo lavar las verduras y después cortar a juliana tanto el calabacín, los pimientos y la cebolla, la zanahoria nos podría venir bien comprarla rallada o sino cortada a juliana.

Cortar el pollo a tiritas y reservar.

Hervir la pasta los minutos indicados en el paquete de pasta que adquiramos, (yo aproveché las ofertas asiáticas de Lidl) escurrir y pasarle agua fría para cortar la cocción.

En una sartén ponemos aceite a calentar a fuego vivo (no a tope) y añadir la cebolla y saltear.

Añadir las tiras de pollo reservadas.

Añadir el resto de verduras (calabacín, pimiento y zanahoria) y seguir salteando hasta que estén a nuestro gusto, sin llegar a estar pochadas.

Añadir la pasta escurrida y remover.

Preparar una mezcla suficiente para darle el sabor asiático a nuestro plato pero de la siguiente manera, mezclar ¾ partes de salsa yakisoba con ¼ parte de salsa bulldog o tonkatsu. Estas salsas las podéis encontrar en hiper asiáticos o incluso en tiendas donde venden sushi para recoger.

En ningún momento he añadido sal, porque creo que con la salsa es suficiente, pero ya sabéis contra gustos no hay nada escrito.

Aquí tenéis una receta muy fácil si os entra antojo de comida oriental.

Rollitos de primavera thai con oblea de arroz (fresh thai spring rolls)

Rollitos de primavera thai con oblea de arroz (fresh thai spring rolls)

Esta receta es ideal para la época que se acerca, ¡la primavera! Por algo se llaman rollitos de primavera ¿no? Y es que en Asia se celebra la llegada del buen tiempo haciendo estas recetas que dependiendo del país tendrán diferentes verduras y hortalizas frescas  y se hacen de diferentes maneras.

Aunque todos conocemos los rollitos fritos de los restaurantes chinos, no son los únicos rollitos que existen. De hecho en China suelen hacerse fritos y con una oblea de harina con ingredientes como la col, la zanahoria y la carne. En otros países, como Tailandia y Vietnam, se hacen con una oblea de arroz, sin freír y con diferentes ingredientes frescos (la receta de hoy, va de estas últimas) Esto sería resumiendo mucho claro, lo de los rollitos de primavera es todo un mundo.

Estos que hacemos hoy es del canal de youtube de El Guzii (un chico de origen mexicano que hace recetas divertidas a un ritmo frenético). Estuve mirando diferentes recetas con ingredientes frescos que además incluyeran tofu y y esta receta que además lleva una salsa de cacahuete (podeís usar también salsa de soja) me convenció. En casa han gustado tanto que ya hemos repetido.

Ingredientes para la salsa:

  • 2 cucharadas de crema de cacahuete
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de aceite de sésamo
  • 1 cucharada de vinagre

La receta original lleva chile además, lo de los chiles también tiene todo su mundo, así que aquí se puede optar por cayena picada fina, yo no la he usado, así que no he añadido nada de picante.

En un bol vamos añadiendo los ingredientes por orden y mezclando bien. Reservamos.

Ingredientes para los rollitos de primavera o spring rolls:

  • Obleas de arroz
  • Lechuga
  • Germinado de soja
  • Zanahoria rallada
  • Albahaca
  • Tofu
  • Aguacate (la receta original no lleva, pero me encanta añadir unos trocitos)
  • Sal

Preparamos todos los ingredientes limpios y y cortados. La lechuga como más nos guste en hojas más enteras o más picada (en este caso he usado brotes tiernos así que los he dejado tal cual).

Hidratamos las obleas, en cuanto empiezan a reblandecer, se posan sobre un trapo para retirar el exceso de humedad y seguido se pasan a la superficie de trabajo. Cuidado no se doblen, al principio cuesta, pero luego ya se le coge el truco.

Colocamos los ingredientes, un poquito de sal, y plegamos las obleas primero por cada lado (así quedan cerrados los lados) y luego enrollándolas. Los vamos colocando sobre una bandeja.

Servimos y colocamos la salsa en pequeños boles para que cada uno se sirva al gusto.

Curry verde de verduras y pollo

Curry verde de verduras y pollo

Si te gusta la comida asiática y te gusta el picante esta es tu receta sin duda. El curry verde es el más picante de los currys y es ideal para usarlo con verduras o carnes blancas. El curry le dará a la salsa un color verde muy pálido. No te preocupes por el picante, repetirás seguro, la leche de coco y el arroz aplacan el picor, y la lima y el cilantro te aportaran frescor.

La pasta de curry se puede hacer en casa pero a veces es difícil encontrar los ingredientes además suele llevar bastantes, así que se puede comprar en supermercados orientales con facilidad y también en la sección de comidas del mundo de muchos hipermercados.

Las verduras se pueden cambiar según de las que dispongas, pero la combinación que os pongo a mi me encanta. Las zanahorias y el brócoli le da a la receta una textura muy buena y un colorido muy bonito.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 sobre de curry verde (50 g)
  • 400 ml de leche de coco
  • ¼ de cebolla
  • 2 zanahorias
  • ½ calabacín
  • ½ pimiento verde y/o rojo
  • ½ brócoli
  • ¼ de berenjena
  • 400 ml de leche de coco
  • 1 pechuga de pollo fileteada y a trozos
  • 3 Hojas de lima keffir (si no tienes, rallar un poco de lima)
  • 1 cucharada de salsa de pescado (si no tienes 1 cucharada de salsa de soja)
  • Cilantro fresco
  • Aceite de oliva
  • 4 tazas de arroz basmati

Primero de todo calentamos un poco de aceite de oliva y añadimos el sobre de pasta de curry verde. Vamos removiendo para deshacer la pasta. Cortamos todas las verduras en cuadrados o trozos pequeños.

Mientras doramos los trozos de pollo en una sartén con un poco de aceite de oliva. Es importante que suelte todo el agua. También aprovechamos para calentar el agua y añadir el arroz basmati (respetaremos el tiempo de cocción).

Cuando el curry verde está ya deshecho, añadimos la leche de coco. Cuando esté bien caliente, añadimos las verduras y el pollo. Añadimos también las hojas de lima y la salsa de pescado. Dejaremos a fuego lento durante unos 10 minutos (la verduras deben quedar todavía un poco al dente, es importante no pasarse de cocción).

Servimos en un bol el arroz y en otro bol las verduras con pollo al curry con un poco de salsa. Añadimos cilantro fresco por encima (es posible que el preparado de pasta de curry lleve cilantro y hojas de lima, pero añadir un poco fresco nos aporta aroma y más frescura)

Te recomendamos tomarlo con una cerveza bien fría, recuerda que el agua no aplaca el picante.

Champiñones rellenos de mantequilla a la bourguignon

Champiñones rellenos de mantequilla a la bourguignon

La mantequilla bourguignon es una mantequilla aromatizada típica de la cocina francesa,que se puede usar sobre carne, pescado o patata, para espesar y aromatizar una salsa y que es muy típica también para rellenar caracoles o unos champiñones.

Ingredientes para una bandeja de champiñones rellenos:
30 champiñones
3 dientes de ajo
1 trozo de puerro
20 g de perejil
1/2 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de pimiento
200 g de mantequilla

Limpiamos los champiñones y quitamos totalmente el tronco.

Ponemos en el vaso todos los ajos, el puerro, el perejil, la sal y la pimienta y programamos 5 segundos, velocidad 5.

Bajamos todo al fondo y volvemos a programar 5 segundos, velocidad 7.

Programamos sin tiempo, velocidad 3, y vamos añadiendo poco a poco la mantequilla a trozos.

Ponemos la mantequilla a la Bourguignon en una manga pastelera y rellenamos los champiñones.

Horneamos unos 8 minutos a 200ª o hasta que tengan un color dorado.

 

Tempura de verduras

Tempura de verduras

La tempura es una forma de cocción de los alimentos que se ha puesto muy de moda debido a la expansión de los restaurantes japoneses. Es diferente a un rebozado y queda ligero y crujiente. En cualquier caso, tengo que decir, que mi madre ha usado toda su vida algo similar a la tempura, para hacer sus maravillosas berenjenas rebozadas, y algunos no me creían en la forma como las hacía (podéis ver su receta en el post de Berenjenas rebozadas ya que t).

La tempura se hace mezclando agua muy fría, harina y huevo, de forma que queda una pasta en la que sumergimos los alimentos, para luego freírlos en pocos minutos en aceite muy caliente.

Recetas para una tempura de verduras (saldrá un plato como el de la foto, para hacer más doblar la cantidad):

  • Tiras de pimiento rojo, zanahoria y cebolla, rodajas de calabacín y berenjena
  • 100 ml de agua muy fría (+1 cubito de hielo)
  • 1 yema de huevo
  • 45 g de harina
  • 2 g de sal
  • Salsa de soja

En un bol ponemos el agua fría (yo añado un cubito para que no se me caliente la masa mientras añado todo). Añadimos una yema de huevo, la harina y la sal.

Calentamos el aceite a 180º. En otro bol ponemos harina y enharinamos las verduras cortadas (esto es un truco, antes de pasarlas por la masa y va hacer que nos queden muy crujientes).

Retiramos el cubito de hielo y mezclamos bien la masa. Pueden quedar grumos es normal y no afectará al resultado. Vamos untando en la masa las verduras ya enharinadas y las ponemos a freír al momento, con 2 o 3 minutos estarán perfectas.

Retiramos y las pasamos a un plato con un papel de cocina para absorber el aceite, no obstante hay que pasarlas a otro plato sin papel una vez retirado el aceite, esto hará que sigan crujientes y no se ablanden.

Servir inmediatamente con un bol de salsa de soja, para que cada uno moje al gusto.