Espaguetis de calabacín con gambas al ajillo

Espaguetis de calabacín con gambas al ajillo

Esta receta de espaguetis de calabacín, es una de esas que se pone de moda y las empiezas a ver en restaurantes y fotos, pero está más que justificado porque lo tiene todo: una receta saludable y a la vez riquísima.

Se puede hacer de diferentes maneras: con una salsa de aguacate, con pesto, con verduras y tal como os la presento hoy, con gambas al ajillo.

Ingredientes para 2-3 personas:

  • 3 dientes de ajo
  • 200 gramos de gambas peladas
  • 2 calabacines
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Queso parmesano

Primero de todo lavamos los calabacines y les cortamos la punta. Los pasamos por las cuchillas del espiralizador para hacer las tiras de los espaguetis (este pequeño accesorio nos va a ayudar muchísimo, lo podéis encontrar en Amazon de muchos tipos, el mío es Weinas y vale 7,50€).

En una sartén ponemos a calentar el aceite y añadimos los ajos, picados muy finos (con prensa ajos ideal), luego añadimos las gambas y las vamos dorando. Cuando ya estén hechas añadimos el calabacín y la sal y refreímos 3 minutos.

Con 3 minutos será suficiente, así conseguimos que queden calientes, pero sin que dejen de ser crujientes, si los dejamos mucho más empezarán a soltar agua y quedar cocidos y perderían un poco la gracia.

Por último, servimos y echamos un poco de queso parmesano por encima.

Esta recetas ya se ha quedado fija en nuestros menús, seguro que también se quedará en los vuestros.

Me han comentado que venden los calabacines ya hechos espagueti en algún centro comercial, no los he probado, pero seguro que están muchos más frescos recién cortados y desde luego es mucho más ecológico al evitar plásticos, la inversión del espiralizador es muy poca y es de una de las cosas que se le saca partido, así que animaros a comprarlo.

Brócoli con pasta para tupper

Brócoli con pasta para tupper

La mayoría hemos vuelto de vacaciones y como en mi caso tenemos que volver a preparar el tupper para el trabajo. La verdad es que a veces se nos acaba la imaginación y no sabemos que preparar por lo que aquí os dejo una receta fácil y sana.

La receta es para 2 personas:

  • 1 brócoli
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen
  • 100 g. de macarrones
  • 100 g. mezcla 4 quesos rallado
  • Nata de cocinar
  • Parmesano (opcional)

Primero de todo hervimos la pasta con sal según los minutos que nos indique el paquete, (a mí me gusta más al dente), escurrir y reservar. Si cuando hervimos la pasta añadimos un chorrito de aceite no se nos pegará la pasta.

Mientras hervimos la pasta cortamos y limpiamos el brócoli, veréis que son como pequeños arbolitos, si no son muy grandes los dejamos así sino los cortamos por la mitad, también los hervimos pero con poca agua  para que no se deshaga cuando lo mezclemos con la pasta.

Pelamos 2 dientes de ajo y ayudándonos con un prensa ajos lo reducimos, seguidamente los añadimos a una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen y salteamos, añadir un chorrito de nata de cocinar y  la mezcla de queso rallado para crear una salsa. Añadir la pasta escurrida y mezclar, y por último añadir el brócoli mezclando muy suavemente.

Al momento de servir podemos añadir un poco más de mezcla de queso rallado o si tenemos unas lascas de parmesano todavía mejor para potenciar su sabor.

Si podéis resistir y no comer este plato de inmediato lo añadís a vuestro tupper para el día siguiente.

Tempura de verduras

Tempura de verduras

La tempura es una forma de cocción de los alimentos que se ha puesto muy de moda debido a la expansión de los restaurantes japoneses. Es diferente a un rebozado y queda ligero y crujiente. En cualquier caso, tengo que decir, que mi madre ha usado toda su vida algo similar a la tempura, para hacer sus maravillosas berenjenas rebozadas, y algunos no me creían en la forma como las hacía (podéis ver su receta en el post de Berenjenas rebozadas ya que t).

La tempura se hace mezclando agua muy fría, harina y huevo, de forma que queda una pasta en la que sumergimos los alimentos, para luego freírlos en pocos minutos en aceite muy caliente.

Recetas para una tempura de verduras (saldrá un plato como el de la foto, para hacer más doblar la cantidad):

  • Tiras de pimiento rojo, zanahoria y cebolla, rodajas de calabacín y berenjena
  • 100 ml de agua muy fría (+1 cubito de hielo)
  • 1 yema de huevo
  • 45 g de harina
  • 2 g de sal
  • Salsa de soja

En un bol ponemos el agua fría (yo añado un cubito para que no se me caliente la masa mientras añado todo). Añadimos una yema de huevo, la harina y la sal.

Calentamos el aceite a 180º. En otro bol ponemos harina y enharinamos las verduras cortadas (esto es un truco, antes de pasarlas por la masa y va hacer que nos queden muy crujientes).

Retiramos el cubito de hielo y mezclamos bien la masa. Pueden quedar grumos es normal y no afectará al resultado. Vamos untando en la masa las verduras ya enharinadas y las ponemos a freír al momento, con 2 o 3 minutos estarán perfectas.

Retiramos y las pasamos a un plato con un papel de cocina para absorber el aceite, no obstante hay que pasarlas a otro plato sin papel una vez retirado el aceite, esto hará que sigan crujientes y no se ablanden.

Servir inmediatamente con un bol de salsa de soja, para que cada uno moje al gusto.

Guacamole

Guacamole

Vamos a preparar uno de los platos más famosos de Mexico, un Guacamole, un plato que tiene como base los aguacates. No puede faltar en una cena mexicana, es ideal para cenas informales, o para picar mientras ves el fútbol.

Aunque hay variaciones según las zonas y según los gustos, lleva además del aguacate, tomate, cebolla, chile, cilantro y zumo de lima. Para mi son los ingredientes básicos, el chile es imprescindible para un toque picante y aunque alguien me ha comentado que también le pone ajo a mi me gusta más sin él y que tenga el protagonismo el chile.

El guacamole es de esas recetas fáciles y rápidas que te solucionan un plato rápidamente y que gusta a casi todo el mundo sean o no vegetarianos. Además si lo haces casero difícilmente vas a volver a comprar hecho.

Ingredientes para un bol de guacamole:

  • 2 aguacates maduros
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 tomate maduro mediano
  • 1 chile verde jalapeño (como a veces no es fácil de encontrar, lo podéis sustituir por una cucharadita (de las de café) de tabasco verde)
  • 1 rama de cilantro
  • El zumo de media lima
  • Nachos

Se tritura todo con la batidora o en la Thermomix a velocidad 7 durante 10 segundos. Pasarlo a un bol y acompañar de nachos. La textura la puedes dejar totalmente triturada o bien un poco más espesa, esto es a gustos. A mi me gusta que no quede triturado del todo. Y a ti ¿como te gusta más?

Tartar de salmón con aguacate y tomate

Tartar de salmón con aguacate y tomate

Esta receta es una adaptación del tartar de salmón y aguacate del xef Pep Nogué, pero con alguna variación. Por ejemplo, he quitado las alcaparras (lo siento, no puedo con vosotras) y he añadido los tomates escaldados (a mi parece que quedan genial en la receta). También he usado cebolla tierna ya que no siempre hay oportunidad de comprar escalonias.

Es una receta fantástica, además de que queda muy bien presentada, está buenísima, ya que queda muy melosa al paladar y es un plato fresco y ligero.

Ingredientes para 4 personas

  • 400 gramos de salmón fresco (previamente congelado durante una semana y descongelado para evitar anisakis)
  • 200 gramos de salmón ahumado
  • 2 tomates gazpacheros
  • 4 aguacates maduros
  • 60 gramos de pepinillos
  • 1/2 cebolla tierna

Para el aliño

  • 200 gramos de aceite de oliva
  • 1 limón (en zumo, 60 gramos)
  • 2 cucharaditas de salsa Perrins
  • 2 cucharaditas de tabasco verde
  • 2 cucharaditas de mostaza antigua
  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • Sal
  • Pimienta

Para acompañar (opcional, aunque acompaña muy bien)

  • Ensalada de brotes tiernos
  • Manzana verde

Primero de todo calentamos agua para escaldar los tomates y poder pelarlos.

Mientras cortamos el salmón fresco en dados, retirando la piel. Cortamos el salmón ahumado en trocitos. Cortamos en trocitos pequeños los pepinillos, la cebolleta, y los aguacates. Cortamos en dados los tomates ya pelados. Mezclamos todo.

Preparamos la vinagreta, mezclando todos los ingredientes muy bien. Comprobamos el punto de sal y pimienta.

Lavamos la ensalada de brotes y añadimos una manzana pelada y cortada en trocitos.

Para presentar el plato es ideal usar un aro para poder colocar el tartar en círculo. Después añadimos la ensalada al lado con los trocitos de manzana. Por último añdimos unas cucharadas de la vinagreta por encima.

Os aseguro que será un plato que repetiréis y que quedaréis como reyes con vuestros invitados.