Saquitos de morcilla y pera

SAQUITOS MORCILLA PERA 640x426

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 Morcilla de arroz de 300 grms.
  • ½ cebolla dulce tipo Fuentes de Ebro
  • 1 pera
  • 30-40 grms. de piñones
  • 4 hojas de masa filo
  • Mantequilla
  • Cebollino

Primero de todo quitarle la piel a la morcilla y desmenuzar. Cortar media cebolla en brunoise.

Echar todo en una sartén y freír sin que se nos queme la cebolla.

Pelar la pera y trocear a cuadritos pequeños ( he utilizado una pera de tipo blanquilla  madura pero no demasiado) y añadir a la sartén, no hará falta hacerla mucho, pero mezclar bien. Añadir los piñones y saltear.

“Dejar enfriar la mezcla para rellenar, sino se os romperán los saquitos”.

Cortar cada hoja de masa filo en dos, para obtener las 8 partes, poner en medio la mezcla que hemos obtenido, repartiendo para que nos llegue para todos los saquitos, y una vez rellenos los cerramos como si fuera un saco arrugando o doblando la parte superior, para atarlos he utilizado un poco de cebollino, con esto es suficiente para que se aguanten.

Derretir un poco de mantequilla y pintar los saquitos.

Hornear a 200º unos 5-6 minutos o lo suficiente para que tomen un color dorado claro. Quedarán con una textura crujiente deliciosa y obtendréis un  entrante muy bonito que quedará muy bien en la mesa.

SAQUITOS MORCILLA PERA DETALLE 640X426

 

 

Empanadillas de atún al horno

 

Empanadillas de atún
Empanadillas de atún

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 paquete de obleas para empanadillas
  • 2 huevo duros
  • 1 lata de atún en aceite
  • 3-4 cucharadas de tomate frito triturado
  • 1 huevo batido

Primero de todo que sepáis que las clásicas obleas de empanadillas se pueden hacer al horno, con lo que conseguimos que sean mucho menos pesadas y evitamos los fritos.

Hervimos 2 huevos hasta que están duros. Ya fríos los cortamos a trocitos pequeños y añadimos 2 latas de atún escurridas. Por último añadimos 3-4 cucharadas de tomate frito triturado.

Colocamos todas las empanadillas sobre el mármol sin quitar el papel para que no se peguen y repartimos la mezcla.

Por último las cerramos. Yo siempre lo he hecho marcándolas con un tenedor igual que lo ha hecho mi madre toda la vida, pero también se pueden ir haciendo pliegues de una punta a la otra (gracias Rosana por el truquito 🙂 )

Las colocamos en la bandeja del horno y las pintamos con huevo batido. Las horneamos a 180º, unos 10 minutos o hasta que estén doradas por fuera.

A la masa de las empanadillas también le podéis añadir olivas cortadas a trocitos, pimiento rojo troceado, cebolla pochada… Me gustan como os las he presentado, porque quedan muy suaves y los niños se las comen muy bien, pero podéis añadir o quitar ingredientes a vuestro gusto.

 

Bandeja de empanadillas
Bandeja de empanadillas

Trenza de hojaldre rellena

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre
  • Jamón de York ( 5 lonchas)
  • Queso al gusto ( 5 lonchas)
  • 1 Huevo
  • Semillas de sésamo (opcional)

La receta de la trenza de hojaldre es muy fácil y para una cena rápida o unos invitados de improviso nos será una buena opción.

Tendremos que extender la lámina de hojaldre y con un rodillo la estiraremos, en los laterales haremos unos cortes transversales, que serán con los que haremos el enlazado de la trenza.

En la parte central colocaremos el jamón York de arriba abajo y encima el queso en porciones cuadradas, yo he usado de tipo Havarti. Luego iremos trenzando primero un lado y luego el otro hasta el final, pinchamos un poco la masa, y pintamos con huevo batido. A mi me gusta añadir unas semillas de sésamo crudas que le da un toque especial.

Con el horno precalentado a 200º lo tendremos unos 10-12 minutos o hasta que nos haya subido el hojaldre y tenga un aspecto dorado.

Os dejo un dibujo que he preparado para que os ayude a ver el corte de la masa y también una foto en crudo de la trenza.

Y otra cosa: podéis rellenar la trenza de hojaldre con lo que más os guste, por ejemplo con bacon y queso, sobrasada y queso o lo que se os ocurra, se puede decir que admite todo.

Coca de recapte con butifarra

Coca de recapte
Coca de recapte

La “coca de recapte” es un plato típico catalán que consiste en una masa horneada con escalibada (berenjena y pimiento asados y pelados) y otros ingredientes como pueden ser la cebolla, el atún, butifarra, sardinas…

Su origen no está claro y no se sabe bien si proviene de los romanos o de los árabes, lo que sí sabemos es que se hacía con los ingredientes que daba el campo en el buen tiempo y que se aprovechaban para hacer las cocas. Como años atrás no se disponía de horno en casa, se llevaban los ingredientes al panadero del pueblo que los cocía sobre una masa de pan estirada.

Hoy en día se siguen vendiendo en las panaderías, siendo muy común encontrarlas de sardinas en la costa y de butifarra en el interior. Esta coca se puede comer recién hecha pero se suele comer ya fría a temperatura ambiente (nunca de la nevera) y de un día para otro.

Y ahora vamos a por los ingredientes y como elaborarla:

INGREDIENTES (para 2 cocas para 2 personas cada una):

Para la masa:

  • 470 gr. de harina
  • 30 gr. de levadura fresca
  • Sal
  • 225 ml. de agua
  • 100 cl de aceite de oliva virgen extra

Para la escalibada y guarnición:

  • 2 berenjenas
  • 2 pimientos rojos
  • 2 cebollas dulces
  • 4 butifarras

Para el aliño (para cada coca):

  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 ramita de perejil
  • Sal

PREPARACIÓN

Templamos la mitad del agua y añadimos la levadura y la disolvemos. Ponemos la mezcla en un bol y añadimos el resto del agua. Vamos añadiendo la harina poco a poco y amasando. Cuando está toda la harina incorporada añadimos un poco de sal y el aceite poco a poco hasta que nos quede una masa bien integrada. Dejamos la masa en el bol y la tapamos con un trapo húmedo durante aproximadamente 1 hora para que leve. En este tiempo duplicará su tamaño.

Mientras leva la masa, hacemos la escalibada: colocamos los pimientoa, las berenjenas y las cebollas con un chorrito de aceite de oliva virgen por encima en el horno (que habremos precalentado a 200º) durante unos 35-40 minutos. A mitad de asado, les damos la vuelta. Los sacamos del horno y los envolvemos en papel de aluminio y la dejamos templar.

Mientras preparamos un aliño en el mortero. Para ello, picamos un diente de ajo pequeño, añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen, añadimos la cucharadita de pimentón y la ramita de perejil cortada muy fina. Finalmente rectificamos de sal. Aprovechamos también a cortar las butifarras por la mitad (si hacemos 2 cocas usaremos el doble de cantidad)

Una vez templada la escalibada, pelamos la berenjena y el pimiento y le sacamos las pepitas, luego lo cortamos todo a tiras.

Finalmente, ya podemos usar la masa. Volveremos a amasar y la estiramos con un rodillo en forma alargada (ponemos harina en la superficie de trabajo para que no se pegue) y a un grosor máximo de 0,5 cm. Nos llegará para 2 cocas. Pasamos la masa a una placa de horno (ponemos debajo un papel vegetal para que no se pegue a la bandeja) Añadimos por encima las tiras de escalibada, la cebolla y las butifarras y repartimos el aliño que hemos preparado con un pincel.

Horneamos la coca a 200º durante 20 minutos. La masa quedará dorada pero hay que tener cuidado que no se pase de cocción o quedará la masa muy dura.