Calabaza espagueti

Calabaza espagueti

El pasado 30 de Septiembre estuve en la Fira de la Carbassa (Feria de la Calabaza) de Sant Feliu de Codinas y me traje para casa todo un descubrimiento: La calabaza espagueti, que es un calabaza amarilla que al cocinarla luego toma la textura de espagueti. Estos espaguetis  de calabaza es una forma vegana y  sana de comer y que puede substituir los carbohidratos.

Estamos en Otoño y ahora es tiempo de calabazas, por lo que no perdáis la oportunidad de realizar esta sencilla pero sabrosa receta.

Ingredientes:

  • 1 calabaza tipo espagueti
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva virgen

Primero de todo precalentar el horno a 190º

Preparar una tabla de corte con un trapo debajo para que no se mueva y luego colocamos la calabaza encima y con un cuchillo grande le insertaremos un corte en medio de la calabaza y la cortaremos por la mitad.

Quitar las semillas con una cuchara hasta que queden bien limpias las mitades.

Agregar el aceite de oliva virgen cubriendo la parte interior de la calabaza.

Sazonar con sal y pimienta por todos los lados y colocar en una fuente de hornear, yo uso las de pirex de toda la vida.

Hornear durante unos 45 -55 minutos según horno, o bien probar con un cuchillo hasta que veamos que entra suavemente y nos indicará que está cocinada.

Dejar enfriar un poco para no quemarnos al manipularla.

Empezar a raspar la calabaza con un tenedor para formar las hebras que se convierten en los espaguetis de calabaza.

Ya podemos servir nuestra calabaza directamente, a la que podemos añadir un sofrito de tomate, una salsa boloñesa o la salsa que más nos guste, seguro que nos quedará muy rica y no os dejará indiferentes.

 

Crema de calabaza y crujiente de jamón

Crema de calabaza y crujiente de jamón

Hace mucho frio estos días y he recordado que tengo para enseñar una receta de crema de calabaza que es riquísima y además podemos encontrar el producto principal desde otoño hasta la primavera sin problemas.

La calabaza que más me gusta para esta receta es la de invierno llamada butternut, no es una calabaza muy grande y tiene forma de pera, con un color crema anaranjado y en su interior de un color naranja más intenso.

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 g. Calabaza tipo butternut ( pelada)
  • 1 puerro
  • 1 patata pequeña
  • 60 g. mantequilla
  • 100 ml. nata de cocinar
  • 1 l. caldo de verduras
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • 100 g. jamón serrano
  • Cebollino (opcional)

Primero de todo limpiar la calabaza, quitar las pepitas y si encontramos que la piel es muy dura podemos ponerla unos minutos en el microondas o el horno, después de enfriar un poco  nos costará mucho menos pelarla.

Limpiar el puerro desechando la parte verde y pelar la patata. Cortar a mirepoix (a cuadraditos de 1 cm. a 1,5 cm) la calabaza, el puerro y la patata. Este tipo de corte nos facilitará la cocción.

Tendremos preparado nuestro fondo de verduras para utilizar (también podéis utilizar un preparado de caldo en brick).

Poner una olla al fuego y deshacer la mantequilla, añadir las hortalizas para empezar a fondear, cuando las tengamos a punto añadir el caldo de verduras y cocer durante 30 minutos. Después triturar con una batidora eléctrica. Si deseamos una crema muy fina pasar por el chino. Añadir al gusto sal y pimienta blanca, y seguidamente la nata de cocinar. Cocer unos minutos más.

Para preparar el crujiente de jamón, colocar el jamón entre dos papeles sulfurizados en el horno durante unos minutos. También podemos picar el jamón a trocitos muy pequeños y saltear en una sartén con aceite bien caliente.

A la hora de emplatar, servir nuestra crema bien caliente con un hilo de nata, el crujiente de jamón y el cebollino picado.

¡A disfrutar de este plato de cuchara!

 

 

Puré de calabaza

Puré de calabaza
Puré de calabaza

Casi todo el mundo con el que hablo hace el puré de calabacín o el de calabaza empezando con un puerro o una cebolla y añadiendo en muchos casos otras verduras o patata. Yo siempre lo hago solo con la verdura principal y unas zanahorias que le dan un toque de dulzura y el resultado es un sabor totalmente a calabaza o calabacín que a nosotros nos encanta.

Aunque ahora ya estamos en primavera y ya tenemos ganes de comer gazpacho seguimos haciendo purés todo el año, porque es muy saludable y mis niños se lo comen la mar de bien (aunque especialmente el de calabacín).

Ingredientes para 6 personas:

  • 600 gramos de calabaza pelada y a trozos
  • 2 zanahorias grandes
  • 50 gramos de aceite de oliva
  • 1 pastilla de caldo
  • 400 ml de agua
  • 2 quesitos (son desnatados así que valen para dietas para el colesterol)
  • Pimienta 5 colores
  • Jengibre

Ponemos en una olla la calabaza y las zanahorias con el aceite y sofreímos durante unos minutos. Añadimos el agua (suficiente para cubrir los trozos), la pastilla de caldo y hervimos durante 25 minutos.

Una vez hecho esto, apagamos el fuego y añadimos los quesitos y la pimienta. Dejamos que baje un poco la temperatura y pasamos por el turmix hasta que quede bien fino.

Preparamos en cuencos y espolvoreamos ligeramente con jengibre molido. Servir con picatostes para el que quiera añadir en el último momento.

Version thermomix:

Ponemos en una olla la calabaza y las zanahorias con el aceite y sofreímos 5 minutos – varoma – Velocidad 1. Añadimos el agua (suficiente para cubrir los trozos), la pastilla de caldo y programamos 25 minutos – 100º – velocidad 1.

Una vez hecho esto,  añadimos los quesitos y la pimienta. Dejamos que baje un poco la temperatura y trituramos 1 minuto velocidad progresiva 5-10. Si queremos que quede aún más fino y textura más cremosa programamos un minuto más.

Preparamos en cuencos y espolvoreamos ligeramente con jengibre molido. Servir con picatostes para el que quiera añadir en el último momento.

Ver la receta de Puré de calabacín