Pollo a la cerveza

Pollo a la cerveza

El pollo a la cerveza es un plato fácil y económico,  y puede servirnos para el día a día, pero no por ello penséis que llevando alcohol no lo pueden probar los niños, nada más lejos de la realidad porque con la cocción se evapora totalmente y queda muy aromático y jugoso.

Os contaré un secreto,  con el veranito preparando este plato es totalmente inevitable echar un trago de cerveza, así que ya tenéis la excusa para tomar un zurito 🙂

Ahora vamos a por la receta que según mis cálculos es para 3 personas, pero si sois más solo tendréis que multiplicar.

Ingredientes:

  • 6 jamoncitos de pollo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 tomate o 3 cucharadas de tomate natural rallado
  • 200 ml. de cerveza
  • 100 ml. de caldo de ave
  • 2 hojas de laurel
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Harina
  • Sal
  • Pimienta

Salpimentar los jamoncitos de pollo y luego rebozarlos por harina.

Poner una sartén grande con aceite de oliva a calentar y dorar el pollo por todos los lados. Retirar y reservar.

Pelar la cebolla y cortar a juliana. Lo mismo con el pimiento verde y el rojo quitando las semillas.

Pelar la zanahoria y cortar a rodajas.

Pelar los ajos y picarlos, yo he utilizado un prensa ajos para ir más rápido.

Pelar los tomates, eliminar las pepitas y cortarlos a cuadritos o bien utilizar unas 3 cucharadas de tomate natural rallado.

Poner una olla de tamaño medio  con un buen chorro de aceite  a calentar, añadir la cebolla  y sofreír junto con el pimiento verde y la zanahoria a fuego medio-bajo, cuando lo tengamos bien pochado, añadir el ajo y rehogar un poco más removiendo.

Añadir el tomate y dejar reducir unos minutos.

Añadir el caldo de ave y la cerveza (anteriormente podemos templar los líquidos en el microondas para no cortar la cocción del plato). La cerveza si es de buena calidad tendremos un mejor aroma final.

Ajustar de sal. Ahora es el momento de añadir los jamoncitos de pollo que tenemos reservados, el laurel y el perejil fresco picado.

Cuando empiece a hervir, dejar la olla medio tapada  y dejar cocer durante unos 20 minutos o bien cuando lo veáis ya hecho, tener en cuenta que cada cocina es un mundo, por lo que tendréis que vigilar.

Espero que os guste y se convierta en unos de vuestros platos cotidianos.

Tarta Guinness

Tarta Guinness

Desde que estuve en Irlanda me quedé prendada con el sabor de la cerveza negra, además pude visitar su fábrica en Dublín de la que os puedo decir que es una visita indispensable de la capital, donde podréis recorrer sus 7 plantas y con la gratificación de unas vistas espectaculares en el mirador en la planta superior y que cuenta con el Gravity Bar para degustar esta cerveza.

Algunos os preguntaréis, pero si a mí no me gusta la cerveza, pero si te gusta el chocolate verás cómo esta tarta Guinness te va a encantar, es una tarta con un bizcocho húmedo con mucho sabor a chocolate y poco a cerveza, pero si le da un toque espectacular. Después le daremos el toque de gracia a esta tarta y acabaremos simulando la espuma blanca de la pinta de cerveza con un frosting que está de muerte y que combina de manera perfecta.

Ingredientes:

  • 250 g. de harina de repostería o harina de trigo normal (sin levadura)
  • 75 g. de cacao puro tipo Valor (sin azúcar)
  • 400 g. de azúcar
  • 3 huevos
  • 250 g. de mantequilla sin sal (si puede ser, Irlandesa de la marca Kerrygold)
  • 150 g. de nata líquida para montar
  • 250 ml. de cerveza negra Guinness
  • 1 cucharadita de aroma de vainilla (tipo Vahiné)
  • 2 cucharadas y media de postre de bicarbonato sódico

Para el frosting:

  • 250 g. de crema de queso (tipo Philadelphia)
  • 125 g. de azúcar glass
  • 250 g. nata líquida para montar (35,1 % M.G.)

 

Preparación del bizcocho:

Poner en un recipiente a calentar la cerveza negra Guinness sin que llegue a hervir y cuando esté caliente añadir la mantequilla a trozos y remover hasta que se derrita. Reservar.

En un bol mezclamos bien el cacao, el azúcar, la harina y el bicarbonato.

En otro bol ponemos los huevos, la nata líquida y el aroma de vainilla y mezclamos con un batidor, seguidamente lo añadimos al recipiente que tenemos reservado de cerveza con la mantequilla y removemos hasta que esté bien mezclado.

Ahora podemos añadir la mezcla seca (cacao, azúcar, harina y bicarbonato) y mezclamos enérgicamente para que nos quede la mezcla uniforme y sin grumitos. Es una mezcla bastante ligera, no os asustéis, todo va bien.

Preparar el molde donde haréis el horneado, untado con mantequilla.

El horno estará previamente precalentado a 180º arriba y abajo (sin aire)

Dejar cocer aproximadamente durante 45-50 minutos a media altura del horno. En caso de que veamos que se seca por la parte de arriba tapar con un papel de aluminio y quitar unos minutos antes de acabar para que se acabe de hacer por arriba.

Dejar el bizcocho unos minutos fuera del horno y desmoldar. Debemos dejar  enfriar completamente para después añadir el frosting que cubrirá nuestra tarta.

Es una tarta muy negra, recordar que lleva chocolate y cerveza negra.

 

Preparación del frosting:

Montar los 250 g. de  nata de 35,1 % materia grasa con unas varillas eléctricas (es importante que tenga este contenido en materia grasa para que nos ayude a montar y si utilizamos un bol que anteriormente haya estado en nevera muy frio mejor que mejor). Cuando empiece a espesar añadir la “mitad” del  azúcar glass y batir hasta que esté totalmente firme.

Por otra parte batir con las varillas eléctricas el queso crema y la otra “mitad” de azúcar hasta que quede una crema suave y bien mezclada, después añadir la nata montada y remover con movimientos envolventes para que no baje el volumen. Reservar en la nevera hasta que acabemos de montar la tarta.

Montaje de la tarta:

Una vez tengamos el bizcocho desmoldado y frio, cortar en dos capas, aplicar el frosting en cada capa y en la parte de arriba simulando la espuma de la pinta de cerveza. Guardar en nevera hasta el momento de consumir.

 

Esta receta es una adaptación de la que tiene publicada  Recetas de rechupete y a su vez de Nigella Lawson

Os aseguro que está buenísima y que vais a repetir.