Crema Catalana

Crema Catalana

La crema catalana  es un postre típico de la cocina de Cataluña que consiste en una crema pastelera con base de yema de huevo y que se cubre con una capa de azúcar quemada en la superficie.

Hasta hace poco era un postre típico de fiestas, y lo más habitual es comerla en el día de San José celebrado el 19 de marzo acompañada de unos ricos melindros, aunque actualmente se toma durante todo el año ¡por suerte! El día San José  también celebramos el día del Padre, aunque yo por desgracia no lo puedo celebrar, le rindo homenaje y le recuerdo con mucho cariño.

Su elaboración es muy sencilla y rápida, lo único que debemos de disponer de un quemador tipo pala si lo hacemos con fuego o bien un soplete con carga de gas de repostería que es mi caso para poder hacer la crema quemada.

Ingredientes para 4 personas:

  • ½ l. de leche entera
  • 4 yemas de huevo
  • 75 g. de azúcar
  • 15 g. de maicena (harina de maíz)
  • Piel de 1 limón
  • 3 ramitas de canela en rama
  • Azúcar al gusto para caramelizar

Primero separar un vasito del ½ l. leche, mezclar con la maicena y remover hasta que se disuelva.

Pondremos a infusionar las ramitas de canela y la piel de limón con el resto de la leche en un cazo hasta que empiece a hervir y pararemos el fuego.

Mezclar en un bol las yemas de huevo, el azúcar y la mezcla con maicena y leche.

Colar la leche infusionada quitando las ramas de canela y las pieles de limón y la volvemos a colocar en el cazo a fuego mínimo y añadiremos la mezcla del bol poco a poco y continuaremos removiendo sin parar hasta que empiece a hervir y espese, seguidamente apagar el fuego y pondremos la crema en los recipientes que hayamos elegido (los tradicionales son los de barro individuales).

Poco antes de servir pondremos un poco de azúcar por encima y lo quemaremos con soplete o quemador hasta que caramelice y se haga una fina capa de cristal de caramelo.

Si se desea más crema porque soy más personas en la mesa añadir ingredientes proporcionalmente.

Añadiré que la  crema catalana o crema quemada es el postre rey de una calçotada, que también podéis encontrar como se hace en nuestro blog en el siguiente enlace Calçotada

Ahora ya podemos encontrar la crema catalana en muchas versiones como tipo helado, en licor de crema catalana o la versión de Ferrán Adrià de Espuma de crema catalana con sifón.

¡A disfrutar con este rico postre el día de San José o cualquier día que os apetezca, seguro que repetiréis!

Crema de salmón ahumado

Crema de salmón ahumado

Esta crema es ideal como entrante en días de fiesta cuando tienes invitados. Se hace casi sola, no es demasiado cara para ser de gambas y salmón y viste mucho un primer plato. El fondo de verduras apenas se nota y queda una textura cremosa con sabor a mar.

Ingredientes:

Para el fumet

  • 800 g de agua
  • 750 g de gambas arroceras

Para el sofrito

  • 80 g de aceite
  • 200 g de zanahoria
  • 200 g de puerro
  • 200 g de champiñones
  • 2 dientes de ajo

Para el resto:

  • 100 g de nata para cocinar
  • 200 g de salmón piado
  • Los cuerpos de las gambas
  • Sal y pimienta
  • Hojas de flores para decorar (opcional)

Pelar las gambas. Reservar los cuerpos y colocar las cascaras y cabezas en el vaso de la thermomix junto con el agua. Programamos 5 minutos, 100º, velocidad 3,5. Colar con un colador fino y reservar el caldo. Lavar bien el vaso y la tapa.

Poner en el vaso todos los ingredientes del sofrito y triturar 8 segundos, velocidad 5. Bajar las verduras al fondo del vaso y programar 18 minutos, 100º, velocidad 2.

Añadir el caldo y triturar 1 minuto, velocidad 7. Añadir la nata y rectificar de sal y pimienta (comprobad y tened en cuenta que cuando añadamos el salmón subirá el sabor, yo añado nada o poquísima sal). Programar 18 minutos, 100º, velocidad 1.

Incorporar los cuerpos de las gambas y el salmón picado. Programar 2 minutos, 100º, velocidad 2. Por último mezclar 20 segundos, velocidad 3.

Emplatar y añadir una hojas de flores de colores comestibles.

Crema de calabaza y crujiente de jamón

Crema de calabaza y crujiente de jamón

Hace mucho frio estos días y he recordado que tengo para enseñar una receta de crema de calabaza que es riquísima y además podemos encontrar el producto principal desde otoño hasta la primavera sin problemas.

La calabaza que más me gusta para esta receta es la de invierno llamada butternut, no es una calabaza muy grande y tiene forma de pera, con un color crema anaranjado y en su interior de un color naranja más intenso.

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 g. Calabaza tipo butternut ( pelada)
  • 1 puerro
  • 1 patata pequeña
  • 60 g. mantequilla
  • 100 ml. nata de cocinar
  • 1 l. caldo de verduras
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • 100 g. jamón serrano
  • Cebollino (opcional)

Primero de todo limpiar la calabaza, quitar las pepitas y si encontramos que la piel es muy dura podemos ponerla unos minutos en el microondas o el horno, después de enfriar un poco  nos costará mucho menos pelarla.

Limpiar el puerro desechando la parte verde y pelar la patata. Cortar a mirepoix (a cuadraditos de 1 cm. a 1,5 cm) la calabaza, el puerro y la patata. Este tipo de corte nos facilitará la cocción.

Tendremos preparado nuestro fondo de verduras para utilizar (también podéis utilizar un preparado de caldo en brick).

Poner una olla al fuego y deshacer la mantequilla, añadir las hortalizas para empezar a fondear, cuando las tengamos a punto añadir el caldo de verduras y cocer durante 30 minutos. Después triturar con una batidora eléctrica. Si deseamos una crema muy fina pasar por el chino. Añadir al gusto sal y pimienta blanca, y seguidamente la nata de cocinar. Cocer unos minutos más.

Para preparar el crujiente de jamón, colocar el jamón entre dos papeles sulfurizados en el horno durante unos minutos. También podemos picar el jamón a trocitos muy pequeños y saltear en una sartén con aceite bien caliente.

A la hora de emplatar, servir nuestra crema bien caliente con un hilo de nata, el crujiente de jamón y el cebollino picado.

¡A disfrutar de este plato de cuchara!