Carrot cake o tarta de zanahoria

Carrot cake o tarta de zanahoria
Carrot cake o tarta de zanahoria

El carrot cake o tarta de zanahoria, es un dulce típico americano que ha saltado el charco y podemos encontrar también aquí y en muchos sitios de Europa.

Aunque lleva zanahoria en la masa, una vez cocido no parece en absoluto que la lleve y queda un bizcocho jugoso y especiado muy rico. El carrot cake no seria el mismo sin la crema de queso (cream cheese frosting) que lo recubre y que hace una combinación deliciosa.

Ingredientes para una tarta de 20 cm de diámetro:

  • 250 gramos de azúcar
  • 4 huevos M
  • 300 gramos de harina tamizada
  • 220 gramos de aceite de girasol
  • medio sobre de levadura
  • 1/2 cucharadita de café de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de café de jengibre en polvo
  • 1/2 cucharadita de café de sal
  • 250 gramos de zanahoria rallada
  • 100 gramos de nueces picadas

Batimos los huevos con el azúcar. Cuando está bien batido añadimos el aceite. En otro bol mezclamos la harina con la levadura, el bicarbonato, la canela, el jengibre y la sal. Añadimos a la mezcla anterior y batimos hasta que quede todo bien mezclado. Con varillas eléctricas os va a ser mucho más fácil y además esto ayuda a que luego suba mucho mejor la masa al hornear.

Por último añadimos la zanahoria rallada y las nueces picadas y mezclamos bien con una espátula.

Untamos el molde con mantequilla (aunque ya sabéis que yo uso spray desmoldante, que va genial) y horneamos a 175º durante aproximadamente 50 minutos (no olvidéis precalentar antes el horno). Para comprobar que está hecho pinchamos con un palillo y si sale todavía mojado lo dejamos un poquito más hasta que al pinchar salga sin restos de masa.

Ingredientes para la crema de queso (cream cheese frosting):

  • 250 gramos de queso tipo Philadelphia (para esta crema mejor no usar marca blanca ya que según cual os puede quedar la crema demasiado líquida)
  • 125 gramos de mantequilla sin sal
  • 250 gramos de azúcar glas
  • 1 cucharada de aroma de vainilla

Todo tendrá que estar a temperatura ambiente. Se bate todo bien hasta que queda una crema suave.

Una vez frío el bizcocho, se cortan las capas, se rellena y se cubre con la crema. Enfriamos en la nevera y a disfrutarlo.

¡Para la próxima semana tenemos nuevas recetas terroríficas para que podamos celebrar Halloween! Os avisamos en Facebook y en Twitter cuando estén publicadas.
De momento podéis ver nuestras galletas de mantequilla decoradas con glasa real con motivos de Halloween, y como preparar una calabaza para adornar vuestra casa.
Y por supuesto, nuestras recetas de panellets y más panellets, para celebrar nuestra tradicional castañada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *