Dedos de bruja de Halloween

Hoy os traigo una receta especial para la fecha en la que nos encontramos, unos Dedos de Bruja para Halloween.
Tengo que reconocer que no soy muy amiga de estas fiestas Americanas, pero si que nos da bastante juego para preparar recetas originales y divertidas, y en este caso “sangrientas”. Ya veréis, a los niños les encantará porque les servirá para jugar al mismo tiempo que pueden tomar la merienda o el postre.
Y para vosotros, muy fáciles de hacer porque no necesitamos ningún cortador especial, ni ingredientes difíciles de conseguir como en otras ocasiones.

Eso si, os tengo que decir que esta receta es de las más populares en Internet, pero para mi gusto estas galletas de mantequilla les falta un poco de sabor  dulce, por lo que yo les pondría el doble de azúcar, ósea 100 gramos, o sino tal y como está la receta original los serviría con un buen chocolate caliente o para untar con una nutella.

Después de la introducción os explico la receta para los Dedos de bruja, la cantidad de dedos dependerá de lo largos y gordos que los hagáis, yo los haría de la misma medida con los dedos de nuestra mano, así nos servirá de guía.

Ingredientes :

  • 100 grms de mantequilla
  • 50 grms de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 300 grms de harina
  • Una pizca de sal
  • 50 grms de almendras crudas
  • Mermelada de fresa

Usar las almendras crudas porque sino en el horno se resecarían demasiado al cocer y la mermelada que sea roja para simular la sangre.

En un bol mezclar la mantequilla a temperatura ambiente , el azúcar, los huevos, la sal y la vainilla, y remover,  luego la harina tamizada para que no queden grumos  y amasar.
Hacer una bola, cubrir de film transparente y dejar reposar en la nevera una media hora.
De mientras habremos calentado a 180º o si es de aire a 160º.
Después iremos separando trozos de masa y darle forma de dedo con la mano, nos podemos ayudar de nuestros manos y con nuestra forma de la mano y nuestros dedos conseguiremos la forma en la masa, luego con un tenedor haremos la marca de los nudillos, y en la punta presionaremos la almendra para que se pegue.

Colocar los dedos de galleta de mantequilla encima de la bandeja con papel de horno y hornear durante unos 20 minutos hasta que doren, cuidado que pasan a quemarse rápidamente. Sacar del horno, levantar un poco la almendra y untar de mermelada para que parezca la sangre, volver a apretar la almendra encima de la mermelada y dejar acabar de enfriar preferentemente encima de una rejilla.

¡Ya podemos celebrar una noche de Halloween terrorífica!
Y en la siguiente foto, otra sorpresa , dientes sangrientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *