Tarta fondant Minion

Tarta fondant Minion

Tarta Minion

Me encantan las tartas de repostería creativa porque tienen un componente psicológico muy interesante. Se trata de hacer una tarta que sorprenda, y para ello hay que conocer que las aficiones, los gustos, y las ilusiones de la persona a la que se la vamos a hacer. A veces es la persona que la encarga para otro con una idea determinada pero a veces tienes que hacer de detective y indagar un poquito en el corazón de un familiar, amigo o conocido. El esfuerzo vale la pena porque la persona que hace la tarta, también pone el corazón en su obra y mucho mucho cariño.

Y mucho cariño les puse a la tarta de 4 años de mi Nico, porque el año pasado no le pude hacer tarta en fondant ya que habíamos operado a su hermano y claro estas tartas lo que si que tienen son sus horas de trabajo.

Este año se dió la casualidad que vimos los Minions en casa y a Nico le hacían mucha gracia estos simpáticos seres, así que… banana!

Hice un bizcocho super jugoso, con su almíbar y relleno en 3 capas de buttercream de chocolate (no había duda de que algo de chocolate llevaría para el chico que me saquea los lacasitos).

Y luego toda la decoración: forrado en fondant amarillo (esta vez me he estrenado con la marca SweetKolor, y el resultado ha sido muy bueno ya que no se agrieta nada). Los ojos, que llevan mucho trabajo ya estaban preparados previamente (gracias tata por ayudarme con todos los recortes!) para dar profundidad está todo recortado al mismo nivel sin sobreponer. Y luego se hace el peto con los detalles de la costura y los botones, el número, el nombre, el pelo, la boca y se va pegando todo en el lugar adecuado.

A mi peque le encantó y le dió unos cuantos besitos y algún mordisquito antes de cortarlo y cuando ve las fotos de su cumple… Banana!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *