Tarta fondant “primer cumpleaños” con muchos corazones y personalizada con el nombre

Tarta fondant "primer cumpleaños" con corazones y personalizada con el nombre
Nico a punto de soplar su primera vela

 

Hoy os enseño la tarta del primer cumpleaños de mi peque que ya fue hace unos días y todavía no os había enseñado. Días antes del cumpleaños pensaba en ideas para su tarta y me hacía gracia hacer algún muñeco tipo Pocoyo o el Mic, pero la verdad que era muy pequeño y todavía no le habían llamado la atención estos simpáticos personajes.

Así que me reservo esa opción para el año que viene, que ya le hará más gracia. Para este año finalmente quería algo personalizado con su nombre y una vela con un número uno bien visible, que fuera colorida pero con colores suaves y  que no le quitara el protagonismo a mi bebé.

Al final me dió la inspiración  un modelo que sale en los libros Wilton. Al principio me daba un poco de miedo que quedara un poco soso, y las expectativas de una tarta fondant se convirtieran en “mira esta que hace pasteles que pastel más soso le ha hecho al niño”, pero al final quedé muy contenta con el resultado y esto demuestra que no siempre la tarta más recargada y complicada es la mejor.

La tarta está hecha de bizcocho con sabor de vainilla, rellena de ganaché de chocolate (para los peques no podría ser de otra cosa), cubierta de fondant blanco y decorada con muchos corazones de diferentes tamaños (pequeños arriba y más grandes en los laterales), usando 4 colores diferentes y combinándolos entre ellos. Quedó muy fina y que mejor que muchos corazones para mi pequeño amorcito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *