Potaje de vigilia

Potaje de vigilia

El potaje de vigilia es un plato típico  que tradicionalmente se ha servido los viernes santo y viernes de cuaresma en España. Debido a la prohibición religiosa de comer carne en este período, este plato se añadió al recetario popular y que todavía hoy día mantiene la tradición en Semana Santa.

Se substituía la carne por otros ingredientes  fáciles pero con gran aporte de proteína como los garbanzos, el bacalao y las espinacas.

Ingredientes para 4 personas:

  • 400 g. de garbanzos cocidos
  • 400 g. de espinacas frescas
  • 2 trozos grandes de bacalao desalado
  • ¼ de pimiento rojo
  • 400 ml. de caldo de verduras
  • 4 cucharadas de tomate triturado
  • 1 puerro
  • ½ cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 diente de ajo
  • 2 huevos cocidos
  • 1 cucharada de pimentón de la Vera
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra

Primero empezamos por los garbanzos, si elegimos los garbanzos crudos tendremos que dejarlos toda la noche anterior en remojo, al día siguiente los escurrimos y se ponen en una olla con agua, sal, un chorrito de aceite y cocer en olla a presión durante 20 minutos.

Si son garbanzos cocidos tan solo lavar bien con agua en un escurridor y cocer de manera tradicional durante  unas 2 horas.

Cocer los huevos con un chorrito de vinagre durante unos 12 minutos. Pelar cuando templen un poco y reservar.

Cortar el bacalao en taquitos, teniendo cuidado que no queden espinas.

Lavar y escurrir las espinacas.

Picar  la cebolla, la zanahoria y el pimiento rojo.

Poner una olla al fuego con  un buen chorro de aceite de oliva, añadir todas las verduras anteriores y sofreír.

Picar el puerro y el ajo y añadir a la olla (no hace falta que sea muy pequeños los trozos, ya que luego lo pasaremos por el pasapurés). Salpimentar.

Añadir el tomate triturado y sofreír para integrar con el resto.

Añadir el caldo de verduras y el pimentón rojo de la Vera y dejamos cocer a fuego medio durante unos 15 minutos, si vemos que pierde caldo le podemos añadir un poco más.

Cuando tengamos las verduras hechas pasar todo por un pasapurés y volver a poner en la olla a fuego medio.

Cuando vuelva a hervir añadir las espinacas y  dejar unos 3 minutos, después agregar los taquitos de bacalao y seguir cociendo durante unos 3 o 4 minutos más, añadir los garbanzos. No remover mucho para no romper el bacalao. Añadir sal si hace falta.

Dejar cocer hasta que vuelva a hervir y apagar el fuego.

Emplatar con un huevo cortado encima del potaje con un chorrito de aceite de oliva virgen.

¡A disfrutar de este plato de cuchara y de vigilia de Semana Santa!

Aprovecho para recomendaros pasar por otro post muy popular en estas fechas de Semana Santa que son las Torrijas y  Torrijas de leche

 

 

 

#bacalao#bacalao con garbanzos#potaje#vigilia
Publicado por Ana Belén